Cómo tratar con los empleados que llegan tarde

Escrito por Mason Kaho última actualización: February 01, 2018
Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Los empleados que siempre llegan tarde pueden crear problemas en el entorno de trabajo, desde bajar la moral hasta impactar en la productividad. Si bien no es necesariamente un delito grave, la tardanza debe ser tratada por los supervisores de una manera profesional y respetuosa, teniendo en cuenta que es el comportamiento (y no la persona) lo que debe ser cambiado.

Lleva el problema a la atención del empleado. Podría ser que el empleado simplemente presta poca atención al tiempo y no se da cuenta de que hay un problema o piensa que si tú no estás diciendole nada es que no te das cuenta o no te importa. Permitir que el empleado sepa que es un tema de preocupación es el primer paso y lo primero que debes hacer para darle una oportunidad para corregir el problema.

Discute el asunto con el empleado y explica por qué es un problema. Puedes explicarle que afecta la moral de la oficina al dejar que sus compañeros de trabajo vean que bordea las reglas, mientras que ellos están haciendo su parte para obedecer. También puedes explicar cómo impacta en la productividad.

Pide al empleado que sugiera soluciones al problema. Si se siente que está siendo parte del proceso para encontrar mejores hábitos, lo aceptará mejor que si simplemente le dicen lo que tiene que hacer.

Cambia el horario del empleado para satisfacer sus necesidades, siempre y cuando no sea en detrimento de tu organización. Si una hora de inicio duro y rápido de 9 de la mañana no es necesaria y el empleado no parece capaz de llegar a esa hora de todos modos, trabaja con él para crear un nuevo horario de trabajo, lo que le permitirá entrar una hora más tarde, siempre y cuando se vaya una hora más tarde. Ten cuidado, sin embargo, que no abuse de la nueva hora de inicio.

Utiliza medidas oficiales institucionales de acción correctiva. Tu empresa debe contar con un proceso formal para la disciplina y la notificación de incumplimiento de las normas. Puede ser una advertencia verbal por la primera ofensa y luego una advertencia por escrito y la terminación por último. Si vas a través de los canales adecuados, ayudarás al empleado a ver que debe tomar esto en serio y también ayuda a cubrirte legalmente si el empleado se molesta si debes poner fin a su empleo.

Pon el ejemplo adecuado con tu propia puntualidad. Si no eres puntual y llegas tarde constantemente, das el ejemplo a tus empleados de que este comportamiento es correcto en el lugar de trabajo. Si hay una razón para que llegues tarde, deja que tus empleados sepan de antemano, pero por otra parte mantén un horario consistente y a tiempo para que entiendan las expectativas de toda la oficina.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images