x

Obejtivos financieros empresariales

Escrito por Karina Da Silva última actualización: September 14, 2018

El principal propósito de cualquier negocio es desarrollar una actividad lucrativa que, para ser exitosa, deberá tener como base una buena planificación de objetivos, metas y estrategias de diversa índole que marquen un rumbo a seguir. Los objetivos financieros empresariales son imprescindibles para la gestión de cualquier organización, sin ellos se entraría en el territorio de la improvisación, la incertidumbre y, probablemente, la quiebra.

¿Qué son los objetivos financieros de una empresa?

Los objetivos financieros de una empresa definen la forma de accionar y las decisiones que se deben tomar con respecto a la gestión del dinero. Generalmente, la carencia de objetivos financieros está relacionada con los problemas de mayor impacto dentro de cualquier organización.

Los objetivos financieros también deben servir como punto de referencia para el desempeño diario de las actividades dentro de la organización. En este sentido, podemos definirlos desde dos perspectivas: representan algo que debemos alcanzar y también son un punto de referencia para evaluar el desempeño.

Podemos afirmar que, mientras tengamos presentes los objetivos financieros de una empresa, contaremos con un propósito y con los elementos necesarios para la auto-evaluación de las acciones que tomamos con respecto a la gestión del dinero.

Al momento de formular los objetivos financieros es necesario tener en cuenta que estos deben ser claros, alcanzables y medibles.

Lee también: Diferencias entre la misión y los objetivos de una empresa.

El objetivo general de una empresa y sus objetivos financieros

Los objetivos de las finanzas empresariales apoyan la consecución del objetivo general de la empresa donde el único enfoque de beneficio máximo ha quedado obsoleto.

En la actualidad el valor de una empresa incluye conceptos como la conquista de cuotas de mercado, la competencia, la reducción de costes, la satisfacción del cliente, el crecimiento de los ingresos, entre otros. El objetivo general debe estar enfocado en lograr del máximo valor de la empresa, no en el máximo beneficio.

Si se logra alcanzar el máximo valor de la empresa se maximizará el precio de las acciones y la riqueza de los accionistas. Sin embargo, es necesario tener presente que las decisiones financieras influyen en el valor de mercado de las acciones por tener una relación directa con los beneficios, rentabilidad y grado de riesgo.

El objetivo general de una empresa es de carácter genérico, se proyecta a largo plazo y suele enmarcar un conjunto de metas más especificas que se pretenden alcanzar, por ejemplo, la satisfacción de los clientes, el desarrollo de nuevos productos, ampliar una línea de negocio, la expansión internacional, entre otros. Todos estos elementos, independientemente de su propósito inmediato, persiguen generar dinero y aumentar el valor de la empresa, por ende estarán relacionados con los objetivos financieros.

En otras palabras, en la medida en la que podamos convertir cada una de las metas de la empresa en objetivos financieros estaremos garantizando una buena gestión del dinero dentro de la organización y contribuyendo al aumento del valor de la empresa.

Al cumplir con los objetivos de las finanzas empresariales se logrará alcanzar el buen desempeño de la organización y la satisfacción de quienes invierten en ella.

Quizás te interesa: Visión, misión, objetivos y estrategia corporativa

¿Cómo definir los objetivos de las finanzas empresariales?

Si lo explicamos de una manera muy sencilla podemos decir que para definir los objetivos financieros debemos responder a tres preguntas básicas:

  • ¿Qué queremos lograr? (Aspiraciones)
  • ¿Con que contamos para lograrlo? (Recursos)
  • ¿Cuánto necesitamos para lograrlo? (Inversión necesaria) 

Planificación financiera de una empresa

Independientemente de su tamaño, la planificación financiera es una de las actividades más importantes que se debe llevar a cabo en cualquier empresa ya que una buena gestión de sus recursos económicos podrá garantizar su supervivencia a través del tiempo.

La planeación financiera debe estar presente desde la primera etapa de cualquier proyecto empresarial y debe ser una de las principales herramientas de trabajo de un director ejecutivo, quien será responsable del éxito o fracaso de la organización.

En su elaboración, debe dar respuesta a los requerimientos monetarios implícitos en el logro de objetivos como la apertura de una nueva sucursal, la adquisición de nuevos equipos, contratación de más personal, aumento de ventas, entre otros. Además, debe establecer la capacidad que tiene la empresa de asumir esos requerimientos de manera autosuficiente o a través de financiación.

Con una adecuada planificación financiera, los directivos tendrán la capacidad de establecer estrategias de inversión y de financiación que están muy relacionadas con el éxito de la empresa.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.