Una forma barata de poner en marcha una tienda de ropa

Escrito por Jonah Morrissey ; última actualización: February 01, 2018
Siri Stafford/Photodisc/Getty Images

Poner en marcha una tienda de ropa puede ser algo caro. Puedes evitar endeudarte explorando opciones asequibles de puesta en marcha de una compañía de tienda de ropa. Los comercios de ropa usada y a consignación son opciones accesibles, ya que no debes comprar un inventario caro. Localiza una pequeña tienda en una zona para alquilar que se ajuste a tu presupuesto. Comienza con algo pequeño y haz el trabajo tú misma. Probablemente sea necesario que trabajes día y noche, pero podrás mantener los costos bajos mientras construyes una base sólida para tu negocio.

Investiga el mercado cuidadosamente para determinar si una tienda de ropa es una oportunidad comercial viable en tu zona. Considera cómo competirás con cualquier negocio similar existente. Escribe un detallado plan comercial para concentrarte en el proceso de inicio. En dicho plan, incluye el propósito o misión establecida, la descripción de tu comercio de ropa, el análisis del mercado y la competencia, las proyecciones financieras y los documentos legales, tales como el alquiler y los acuerdos con los consignatarios.

Completa y presenta un formulario de registro comercial para el tipo de comercio que quieres establecer. Deberás considerar conformar una responsabilidad limitada más que una empresa personal, ya que estás abriendo un negocio de venta al por menor. Presenta cualquier otro formulario necesario a las autoridades locales y estatales.

Completa y presenta los formularios para los impuestos de matriculación a nivel estatal y federal y cualquier otro formulario local que sea necesario. Consulta a un abogado por cualquier duda. Establece un sistema de contabilidad. Conserva todos los acuerdos de tu envío para tu registro.

Coloca anuncios en los periódicos locales y anuncios clasificados en línea en busca de ropa usada en buen estado a la venta y accesible por consignación. Desarrolla una política acerca que lo que aceptarás y lo que no. Esto te ahorrará tiempo a ti y a tus potenciales vendedores o consignatarios ofreciendo un método estándar para determinar si aceptarás o no la prenda que te ofrecen.

Trabaja con un abogado para crear un contrato de consignación. Haz que cada consignatario complete el acuerdo. Crea una carpeta para cada uno. Coloca una hoja de registro de todos los elementos que envíes, junto con el acuerdo firmado.

Adquiere una pequeña tienda, sobre la base del presupuesto de tu proyecto y tu investigación de mercado. Selecciona una tienda en un lugar accesible. Llénalo con la ropa usada y en consignación. Organiza la ropa para que los clientes puedan encontrar los elementos de manera fácil. Rota el inventario regularmente para mantener la exhibición de la tienda fresca.

Publicita tu tienda de ropa en el periódico local. Anúnciala en tu comunidad y haz alguna promoción especial con motivo de la inauguración.

Consejos

Únete a la cámara de comercio local y aprovecha todas las posibilidades de red y publicidad que pueda ofrecer.

Advertencias

Pon especial énfasis en la calidad, de manera suave, con respecto a la ropa con poco uso de tu tienda.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Siri Stafford/Photodisc/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article