Cómo ser dueño de una gasolinera Shell

Escrito por Cheryl Hinneburg ; última actualización: February 01, 2018
Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Incluso cuando la economía está en su peor momento, la compra de una gasolinera Shell todavía puede ser una sabia inversión. La gasolina es casi a prueba de recesión y la gente siempre tendrá que comprarla. Si la gasolinera que estás considerando comprar ofrece otros productos y servicios, además de gasolina, eso es una ventaja para ti, el comprador. Estudia la mejor opción para ti, lo que significar una venta directa o comprar una franquicia en este lucrativo negocio .

Encontrar la gasolinera correcta

Busca una gasolinera Shell que esté disponible en un área en la que deseas operar tu negocio. Para ello, busca en el periódico y en línea las estaciones de gasolina que están a la venta. También puedes contactar a un corredor de negocios o un agente de bienes raíces.

Concerta una cita con el proyecto en el que estás interesado. Tendrás que revisar la gasolinera y la propiedad en que se asienta, ver la ubicación, determinar si es de fácil acceso para los clientes y descubrir la razón por la que está a la venta. Además, pide ver los estados financieros del negocio. Comprueba si esta gasolinera ofrece otros servicios como una tienda abierta durante las 24 horas o cualquier otro servicio que pueda generar un flujo de ingresos además de la gasolina.

Consulta acerca de las franquicias de esta estación de servicio. Averigua cuáles son los términos de un contrato de franquicia y cuáles son las tarifas. Presta especial atención a las marcas de gasolina que están autorizadas para vender bajo estos acuerdos.

Revisa todos los permisos y licencias existentes que tiene la empresa. Luego verifica en el estado en que estás comprando para saber si serás capaz de obtener las licencias y cuánto costará todo.

Cerrando el trato

Prepárate para hacer una oferta. Una vez que hayas hecho la oferta deberás esperar a que sea aceptada, rechazada o incluso una contra oferta. Prepárate para afrontar cualquiera de estos resultados. Siempre planea negociar. Avanza o retrocede en la negociación, si es necesario, hasta encontrar un precio con el que te sientas cómodo.

Prepara un plan de negocio y asegúrate de haber cubierto todo. Contrata a alguien que conozca acerca de la industria para ayudarte a escribir el plan o que lo haga por ti.

Acércate a la entidad crediticia con tu plan de negocio y solicita financiación. Una vez aprobado, prepárate para cerrar el trato.

Consejos

Considera la posibilidad de contratar a un abogado para supervisar la compra y los contratos. Prepara diferentes opciones en caso de que la entidad crediticia no apruebe el financiamiento.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Ryan McVay/Photodisc/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article