Las diferencias en el deflactor del PIB y el IPC

Escrito por Macarena Fernandes Diaz última actualización: June 04, 2018

¿Qué es un deflactor?

Un deflactor es un índice o factor numérico que se usa para corregir distorsiones o sobreestimaciones de determinada magnitud económica.

Así por ejemplo un deflactor a efectos de la inflación permitirá comparar dos magnitudes o cifras monetarias ubicadas en distintos momentos en el tiempo.

De modo que un deflactor permite convertir a valor constante, real o actual una serie de valores a precios nominales, históricos o corrientes. Operación que también puede realizarse en sentido contrario, esto es expresar valores nominales en reales. Dependiendo del objetivo del análisis a efectuar.

Este proceso se lleva a cabo mediante una operación algebraica de cociente o división entre el valor nominal o corriente sobre el valor real expresándolo en porcentaje. En algunos casos y metodologías también se emplea el facto inverso dependiendo del interés u objeto de estudio.

Deflactar la mayoría de los casos es anular el efecto de la inflación en las cifras.

El “deflactor del Producto Interno Bruto” (PIB) y el Índice de Precios al Consumidor (IPC) son los índices más utilizados para medir la inflación vista como el aumento general de los precios de bienes y servicios.

No dejes de leer: ¿Cuál es la relación entre el PIB y el IPC?

Tanto el deflactor del PIB como el Índice de Precios al Consumidor han demostrado generar tasas muy similares de inflación. Sin embargo, ambos indicadores se diferencian en la forma en que se miden y como resultado ofrecen tanto ventajas como desventajas.

El deflactor del Producto Interno Bruto.

El deflactor del PIB, es generado por la Oficina de Análisis Económico o gabinete en materia económica de cada país, con una periodicidad en la mayoría de los casos trimestral.

Es básicamente una relación o cociente entre el Producto Interno Bruto nominal o de precio corriente y el Producto Interno Bruto real o de precio constante.

El PIB nominal refleja los precios de bienes y servicios, producidos en un país durante un período determinado de tiempo, generalmente un año. Mientras que en el PIB real se ajusta los precios por la inflación.

El PIB real o a precios constantes, se calcula a partir de los precios de un año que se toma como base y permite aislar los cambios ocasionados en los precios. Como consecuencia, esta medida permite la posibilidad de comparar la producción real de un determinado país en periodos de tiempo diferentes.

Además, la relación se puede usar para convertir cualquier precio o índice nominal a términos reales. Para más detalles consulta ¿cómo calcular la tasa de inflación usando el deflactor del PIB?

El índice de precios al consumidor

El índice de precios al consumidor, o IPC, es construido por la Oficina de Estadísticas Laborales, en el caso de los Estados Unidos, rol que se traslada a los Bancos Centrales u oficinas de Censo y Estadística en otros países. Se publica con una periodicidad mensual.

El IPC, es un índice de precios de los bienes y servicios que normalmente son comprados por los consumidores. Se calcula utilizando una canasta de bienes, que se ponderan, junto con sus respectivos precios.

Esta cesta es una compilación de la Encuesta de Presupuestos Familiares en el caso de España o Encuesta de Gasto de los Consumidores, así conocida en otros países. Que son los instrumentos a través de los cuales se recoge la información.

Hay dos tipos de Índice de Precios al Consumidor: El IPC-U, que utiliza una canasta de productos típicos de los consumidores que gastan dinero en las zonas urbanas, mientras que el IPC-W utiliza una canasta típica de los consumidores que ganan dinero en las zonas urbanas. Por lo tanto, se diferencia a los que viven y trabajan en las ciudades de los que trabajan en las ciudades, pero no viven allí.

Te puede interesar: ¿Cómo calcular la macroeconomía del PIB?

Ventajas del uso del Deflactor del PIB

  • El deflactor del PIB mide los cambios de precios en todos los aspectos de la economía, en oposición al IPC, que sólo analiza el gasto del consumidor.
  • Al ser más integrador el deflactor del PIB tiende a ser favorecido y utilizado principalmente por los economistas.
  • El PIB aparte del gasto de consumo, también incluye las exportaciones netas, de inversión y el gasto público. Componentes pueden cambiar en precio por diferentes razones.
  • El IPC se centra en los consumidores urbanos, mientras que el PIB tiene en cuenta todos los consumidores, tanto urbanos como rurales.

Ventajas del uso del IPC

  • El IPC tiene la ventaja de que se informa con más frecuencia que el deflactor del PIB.
  • Por actualización y disponibilidad el IPC se considera más oportuno.
  • El IPC es más relevante para el consumidor medio, ya que prescinde de los componentes macro del PIB, como la inversión, las exportaciones netas y el gasto público.

Los individuos y las familias tienen un mejor uso para el IPC sobre el deflactor del PIB, ya que se centra más en los aspectos del gasto de los consumidores y los cambios de precios asociados.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.