10 ventajas del libre comercio

Escrito por Mayra Cabrera ; última actualización: February 01, 2018

Overview

El libre comercio se refiere, en términos simples, a la capacidad de adquirir bienes o servicios sin obstáculos que impidan su transacción (esto va desde los precios hasta las contrataciones). La principal barrera moderna había consistido en las diferentes condiciones establecidas por cada país para el comercio con otros países (exportaciones o importaciones) e incluso entre empresas. Con el libre comercio esto queda de lado, de manera que no hay barreras, ni de tipo arancelario, ni impuestos, ni cualquier otra condición no monetaria. Pero, ¿qué ventajas representa el libre comercio? Aquí te presentamos diez de ellas.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Vendiendo más allá de las fronteras

Si accedes a un mercado internacional, se traducirá en un mayor aprovechamiento de los rendimientos crecientes, lo que significa que será posible que puedas vender a un costo menor a tu cliente y todos salgan ganando. Esto siempre y cuando cuentes con una empresa que tenga la capacidad de expandirse para cumplir con los requerimientos de tus clientes internacionales.

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Asociación entre diferentes economías

Aunque parezca desfavorable que una economía en desarrollo tenga una relación de libre comercio con otra de primer mundo, este binomio puede ser realmente ventajoso. Por ejemplo, si vives en un lugar en vías de desarrollo y lo que vendes es materia prima, esta será altamente requerida por alguien que viva en un país desarrollado y la ocupe para manufacturar un producto determinado. De esta manera, el beneficio se da en ambas partes.

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Oportunidad de empleos

Al desaparecer las condiciones y barreras comerciales entre dos países, es más fácil que uno de ellos establezca una o varias empresas en el otro. Si vives en un país cuya economía es emergente, lo anterior te favorece porque puedes conseguir empleo en una de estas empresas, sobre todo si vienen de un país desarrollado. Si bien lo hacen porque la mano de obra es menor que en su lugar de origen, los sueldos a nivel local suelen ser competitivos a los de otras empresas y no sólo benefician a tu economía, sino a la de tu país.

George Doyle & Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images

Mayor crecimiento tecnológico

Otra ventaja del libre comercio es la transferencia e intercambio de tecnología de un país hacia otro. Si trabajas en una empresa trasnacional, te darás cuenta de que el equipo, procesos, software y tecnología, son iguales a los utilizados en el país de origen de dicha empresa. Esto se traduce en un mayor crecimiento profesional y económico para ti y además, hace que las demás empresas también se actualicen y pongan a la vanguardia, de forma que la calidad aumente y la economía, a nivel local y nacional, crezca.

Comstock/Comstock/Getty Images

Mayor libertad económica

Cuando existe una política de libre comercio, hay un mayor desarrollo y crece el nivel de libertad económica. Si vives en un país donde existe un convenio de libre comercio, tienes la capacidad de elegir y así tener un mejor control de tu vida al disponer de una gama de productos y servicios; entonces, la economía florece y da como resultado un crecimiento económico. Cuando esto ocurre, incluso los sectores más pobres de tu entorno obtienen un beneficio igual o mayor que aquellos con mayor poder adquisitivo.

Adam Gault/Digital Vision/Getty Images

Menos corrupción y más libertad económica

Cuando existe el libre comercio, existe un estado de derecho. Si trabajas o tienes una empresa que hace tratos a nivel internacional, debes acatar todos aquellos términos estipulados en los contratos, así como el reglamento y normas internacionales establecidas, con lo cual hay menos corrupción y una mayor confianza hacia tu empresa. Si antes tenías que pagar tarifas arancelarias en la aduana (lo que fomenta la corrupción al pedirte "comisiones" en cada punto de inspección), ahora no será necesario, ya que estando respaldado por un estado de derecho fuerte, gozarás de una mayor libertad económica.

Burke/Triolo Productions/Brand X Pictures/Getty Images

Competitividad y mejora económica

Una de las mejores ventajas del libre comercio es la competitividad. Si tu empresa o negocio vende un servicio o producto al exterior, debes estar a la altura de tus competidores, tanto nacionales como internacionales. Al fomentar las buenas prácticas de manufactura, potenciar la productividad y eficiencia, no sólo estarás a la altura de tus mejores competidores, sino que tendrás una mayor calidad y por ende, mejores dividendos.

Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Agilización en el trámite de patentes

Con el libre comercio, se eliminan o por lo menos disminuyen las barreras legales (aranceles e impuestos), así como las normas de propiedad intelectual para la comercialización de medicamentos. En el caso de las patentes, puedes llegar a un acuerdo bilateral para reducir el periodo de protección de la patente evitando las prácticas monopólicas (libre competencia). Si fuera tu caso y estás en este ramo, te conviene, además gozarías de una agilización en los trámites para el otorgamiento de patentes farmacéuticas y químicos agrícolas.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Eliminación de aranceles de importación

Si dentro del tratado de libre comercio los productos que exportas están incluidos en el mismo, tendrán una tasa arancelaria cero al ingresar al mercado de otro país, siempre y cuando cumplan la norma de origen. En el caso de que tus productos estuvieran excluidos y sí pagues aranceles, el resto de la norma establecida por dicho tratado se puede aplicar. Y si entran en la categoría de "preferencia arancelaria", significa que aunque el arancel no llegue a cero, tendrán un arancel menor. Esto se traduce en un importante ahorro y ganancia para ti.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Más y mejores productos para todos

Esto va de la mano con la competitividad. Si estás esforzándote por optimizar la calidad de los bienes o servicios que produces y al mismo tiempo te estás expandiendo y produciendo más, esto significa que tus productos son de alto nivel. Así, aumentarás tu cartera de clientes potenciales, quienes preferirán adquirir lo que les ofreces precisamente por ser productos tan buenos como aquellos que se venden en otros países de primer mundo.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article