¿Cuáles son los servicios públicos de uso doméstico?

Escrito por Ana P. Ferrari ; última actualización: October 16, 2018

Un servicio público es un concepto vinculado con el régimen jurídico de derecho civil desde el cual los habitantes de una localidad reciben un servicio por parte de la administración que los gobierna, es decir, el Estado. Y decimos que son servicios públicos de uso doméstico cuando éstos son recibidos en su domicilio.

Sin embargo, se trata de un concepto que está siendo objeto de discusión porque muchos servicios que anteriormente eran prestados por el Estado ahora son gestionados, controlados y provistos por particulares, por lo que el carácter público desaparece y más bien deberían ser llamados servicios privados. En este particular, conviene definir cuáles son los servicios públicos

Por lo pronto, mientras se define el estatus de estos servicios, entre los tradicionalmente llamados servicios públicos de uso doméstico se encuentran: suministro de agua potable, electricidad, gas, telefonía, aseo y alcantarillado.

Te puede interesar: ¿Qué gastos son los servicios?

¿Cuándo se originó el concepto de servicio público?

Según Agustín Gordillo, este concepto nació en Francia para finales del siglo XIX y muy pronto se extendió por el mundo. Surgió en los tiempos en los que el Estado Liberal nada más atendía actos de beneficencia e instrucción pública.

Específicamente, debido al cambio del paradigma de gobernanza y al crecimiento de las ciudades surgen a finales del siglo XIX los reclamos de las masas en cuanto a salubridad y seguridad.

Dicho paradigma basado en la doctrina francesa plantea una nueva concepción del Estado, desde la cual se plantea que la esencia del poder público no radica en la autoridad, sino en el servicio prestado a los ciudadanos.

De allí que el Estado ante las exigencias y como parte de la ampliación de su tutela del orden público comienza a proporcionar a las ciudades agua, alumbrado y servicios de saneamiento.

Posteriormente, debido al crecimiento de necesidades colectivas especialmente influenciadas por el desarrollo de la revolución industrial estos servicios proporcionados por el Estado se extienden a transporte, gas, electricidad, entre otros.

En la actualidad se siguen considerando estos servicios como públicos, sin embargo, se observa una tendencia por parte del Estado de ceder la prestación del servicio a particulares (empresas, ONG, asociaciones, etc.) manteniendo la administración pública la supervisión y control de la calidad y costos de los mismos, ejemplo de ello es el servicio de transporte en las ciudades.

Incluso en algunas ciudades debido a la creciente demanda y la comprobada eficiencia de la administración privada la prestación de estos servicios se encuentra bajo ejecución, supervisión y control de particulares, pero aún siguen denominándose públicos, lo que ha generado muchas veces la inquietud de indagar sobre cuáles son los servicios públicos que pueden seguir siendo considerados como tales.

Sigue leyendo: ¿Las facturas de servicios públicos son consideradas costos variables?

¿Cuáles son los servicios públicos domésticos?

Acueducto: Es el servicio de abastecimiento de agua potable mediante un sistema de tuberías. Se trata de uno de los servicios esenciales y cuya cesión por parte del Estado a particulares es materia delicada debido a su naturaleza estratégica.

Este abastecimiento domiciliario de agua potable se lleva a cabo generalmente por empresas estatales o mixtas, pero siempre controladas por la administración pública. El consumo es facturado de acuerdo a la medición volumétrica del líquido.

Alcantarillado: Consiste en un servicio de manejo y tratamiento de aguas residuales prestado a través de una red de tuberías subterráneas. El pago de este servicio generalmente está asociado al de abastecimiento de agua, es decir, por un importe fijo adicional las empresas hidrológicas se encargan de este servicio.

Aseo: Este servicio es prestado muchas veces por empresas privadas quienes mediante camiones compactadores se encargan de la recolección, manejo y disposición de los residuos sólidos generados por los habitantes de una localidad.

Energía eléctrica: Aunque la electricidad puede ser considerado un recurso estratégico en muchas ciudades este servicio es proporcionado por empresas privadas. Generalmente las tarifas dependen del consumo y de la clasificación del tipo de consumidor: particular o empresa.

Gas: En la prestación de este servicio público la tendencia es diferente por cuanto empezó siendo suministrado por la empresa privada pero luego el Estado ha venido asumiendo el control. En algunas ciudades se suministra mediante una red de tuberías y en otras se hace a través de la distribución de cilindros contentivos del gas.

Telefonía pública: Se hace la salvedad de que algunas veces no es denomina el servicio telefónico que llega a las casas como telefonía pública porque con el crecimiento de las demandas de comunicación y conexión a Internet por parte de la ciudadanía, ambas por igual, las empresas privadas y empresas públicas, suelen prestar este servicio y ha habido una particularidad en esta denominación.

Debido a esta prestación combinada de telefonía entre la empresa privada y el Estado, aunque en forma domiciliaria llegue el servicio a través de una empresa pública se suele llamar telefonía pública solo a los teléfonos que se encuentran en calles, plazas y avenidas.

No dejes de leer: ¿Qué cuenta como factura de servicio público?

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article