Cómo controlar costos, alimentos y mano de obra en un restaurante

Escrito por Danny Donahue ; última actualización: February 01, 2018
Thinkstock/Comstock/Getty Images

Muchos restaurantes caen en sus primeros años debido a la falta de ingresos. Brinda a tu restaurante su mejor oportunidad de éxito con el dinero que tienes a la mano controlando los costos de mano de obra y alimentos. El exceso de personal y el desperdicio de comida se comerán tus fondos; por consiguiente, aprender a seleccionar tu personal adecuadamente y enseñar al actual cómo minimizar el desperdicio de comida ayudará a llevar tu negocio de ser una empresa incipiente a un éxito rotundo.

Costos de alimentos

Capacita a tus cocineros para que usen recetas escritas. Debes instruirlos a servir la comida en porciones exactas tal como se describe en los menús.

Entrena al jefe de cocina para que inspeccione la comida que sale de la cocina. Enfoca su atención en el control de porciones de manera que pueda detectar y detener el exceso de comida en cada plato.

Establece y mantén un programa de entrenamiento en tu restaurante. Los empleados capacitados son empleados efectivos. Un plan detallado de entrenamiento asegura consistencia en calidad y cantidad así como reducción del desperdicio.

Instituye una política de puerta abierta con todos tus empleados. Recibe sugerencias y habla con todos los miembros de tu plantilla de manera regular. Implementa cambios sugeridos por ellos que coincidan con tu plan de negocios.

Permanece vigilante y activo en tu cocina. Mantén un control de costos de alimentos haciendo un seguimiento cuidadoso de todos los productos y poniendo manos a la obra en la administración de la cocina.

Costos de mano de obra

Controla las horas que tus empleados trabajan cada semana. Supervisa las horas de trabajo individual para asegurar que el horario esté balanceado.

Revisa tus recibos de ventas. Observa patrones de periodos de ventas fuertes durante la semana.

Ajusta tu horario para coincidir con estos patrones de ventas. Distribuye las horas disponibles de forma pareja entre tus empleados.

Observa a tus empleados para asegurarte de que son productivos durante cada turno. Mantén a cada empleado ocupado mientras esté en su horario.

Manda a casa a algunos empleados que no estén ocupados durante los periodos lentos. Mantén un número mínimo de empleados cuando no haya ventas por largos periodos de tiempo durante el día.

Advertencias

Unos cuantos empleados bien capacitados que tengan todas sus horas completas serán más felices, se sentirán más apreciados y serán más efectivos que mucha gente trabajando unas horas. Mantener este balance puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de tu restaurante.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Thinkstock/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article