Cómo calcular el aumento del alquiler por el IPC

Escrito por Estefanía Mac Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: May 02, 2019

Rentar un segundo departamento o casa es una de las operaciones más usadas a nivel mundial para obtener un ingreso mensual estable. Aunque tener propiedades es -de por sí- una protección ante la inflación, cuando están desocupadas originan gastos de mantenimiento que solo pueden evitarse alquilándole la propiedad a un tercero.

De esta forma, el inmueble rendirá frutos mes a mes y obtendrás un ingreso extra mientras la propiedad se revaloriza en el mercado. Sin embargo, debes tomar en cuenta a la inflación, ya que si el canon de arrendamiento no se ajusta periódicamente, podrías percibir menos dinero del que necesitas, disminuyendo así tu poder adquisitivo.

Cuándo se debe actualizar la renta

Si bien es cierto que el costo de la vida sube cada día -en especial en países con inflaciones anuales superiores al 3 %- no puedes aumentar el canon de arrendamiento a diario porque esto representaría una violación a los derechos del arrendatario. La mejor forma de hacerlo es en el cierre de año y usando un indicador económico fiable con el que ambas partes estén de acuerdo.

Podría interesarte: ¿Puede un propietario modificar un contrato de arrendamiento?

Antes de firmar el contrato en el Registro Público de Propiedad, revisa las normas que regulan la renta de los inmuebles en México. Aunque no hay un cuerpo normativo específico, sí hay leyes que recogen algunos principios, como el Código Civil Federal y el Código Civil promulgado en cada entidad.

Es importante que incluyas en el contrato de arrendamiento una cláusula que haga referencia al ajuste periódico de la renta por inflación. Así, protegerás tu patrimonio y certificarás que el arrendatario está de acuerdo con la modificación a futuro.

Cómo calcular el aumento de renta según el INPC

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) es un indicador económico común a nivel mundial. Naciones como España, Estados Unidos y México utilizan el INPC como referencia para ajustar los precios de los productos o servicios que comercializan, el valor de su trabajo como independiente y el monto de la renta en alquileres de viviendas.

En el caso mexicano, este indicador es calculado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que ajusta las variaciones del arrendamiento de casas y departamentos de forma semestral.

Sigue leyendo: ¿Cuál es la relación entre el PIB y el INPC?

Toma en cuenta todos los aspectos normativos antes de ajustar el canon. Por ejemplo, el Código Civil Federal establece que:

  • Solo se podrá incrementar el canon de forma anual  
  • El precio siempre deberá estipularse en moneda nacional (pesos mexicanos)
  • En el caso de contratos de arrendamiento cuyo canon no exceda a las 150 UMAS (Unidad de Medida y Actualización, conocido en otros países como la Unidad Tributaria), el ajuste no podrá ser mayor al 10 % a menos que ambas partes así lo acuerden

Fórmula para calcular el aumento de la renta

Calcular el aumento de renta con el INPC es bastante sencillo. Para hacerlo, necesitarás incluir el monto de arrendamiento fijado en el último contrato firmado y la variación o tasa del INPC correspondiente a la partida de arrendamientos inmobiliarios de vivienda en la siguiente fórmula:

Renta actualizada = (canon de renta - tasa del INPC) + canon de renta

Por ejemplo, si tienes un departamento pequeño rentado en la Ciudad de México por 1.300 pesos mensuales y la tasa de variación del INPC es de 8 %, entonces la nueva renta anual para el próximo contrato será de 1.404 pesos.

Renta actualizada = (1.300 x 8 %) + 1.300 = 1.404 pesos

Te puede interesar: Cómo calcular el pago de alquiler de un bien inmueble

¿Existen otras formas para actualizar la renta?

Sí. Una de las más usadas en las zonas como Pedregal, Guerrero o Lomas de Chapultec, se basa en el mercado de la oferta y la demanda.

Pero como hay un límite legal de actualización según el Código Civil, solo podrás obtener un mayor precio por la renta de tu inmueble en esas localidad si optas por no renovar el contrato de arrendamiento y buscas otro inquilino que esté de acuerdo con la nueva tarifa.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.