x

¿Los bancos pueden proceder al cierre de una cuenta corriente? Sí, en estos casos

Escrito por Estefanía Mac última actualización: September 04, 2019

Así como las personas tienen derecho a cerrar sus cuentas bancarias para abrirlas en entidades financieras que le reporten mejores beneficios, intereses más altos o cualquier otra facilidad; los bancos pueden terminar la relación con sus clientes en cualquier momento.

Por supuesto, las leyes de protección al consumidor y las regulaciones bancarias no permiten que el cierre de una cuenta corriente se dé sin razón aparente o al menos sin un aviso previo.

¿Sorprendido? ¡No deberías estarlo! Recuerda que cuando abres una cuenta bancaria firmas un contrato que contiene cientos de cláusulas y, al hacerlo, declaras estar al tanto de que tu entidad financiera puede -sin importar tu tiempo de antigüedad como cliente- congelar activos o clausurar cuentas unilateralmente.

Si quieres evitar que una situación como esta arruine tu récord financiero -o sencillamente no quieres perder tu cuenta corriente porque te reporta muchos beneficios- descubre en qué casos procede el cierre de una cuenta y trata de alejarte de cualquier situación que te ponga en peligro.

Podría interesarte: Cómo reabrir una cuenta corriente cerrada

Pero primero, ¿qué es una cuenta corriente?

Las cuentas corrientes -checking accounts- son cuentas bancarias que permiten depósitos y retiros de dinero, transferencias, emisión de cheques, consumos con tarjetas de débito, afiliaciones a servicios, etc.

La mayoría de las cuentas corrientes ofrecen un número ilimitado de movimientos, a diferencia de las cuentas de ahorro que, en algunas ocasiones, limitan el retiro de efectivo afectando la liquidez.

¿Qué significa el cierre de una cuenta corriente?

Las cuentas corrientes pueden ser canceladas tanto por los clientes como por la banca. Aunque no es normal que una entidad financiera cierre una cuenta de forma proactiva, puede hacerlo si lo considera apropiado, en especial en ocasiones específicas, como un mal manejo de fondos, la emisión de muchos cheques sin fondos, etc.

En general, el cierre de las cuentas corrientes realizado por la banca no tiene ninguna implicación adversa para el puntaje de crédito de un cliente, a menos de que se trate de una línea o tarjeta de crédito o se abra un expediente con causales graves.

Causales de cierre de una cuenta corriente

Motivos para que un banco decida cancelar una cuenta bancaria hay muchos y todos ellos dependen de las regulaciones del país y de las políticas del banco. Sin embargo, la mayoría de las instituciones financieras comparten ciertas causales de cierre de una cuenta corriente en común:

Tema relacionado: ¿Cuáles son los procedimientos para abrir una cuenta corriente y para preparar una tarjeta de firmas?

Cuentas corrientes sospechosas

Las instituciones financieras están obligadas por ley a verificar la procedencia de los fondos de sus clientes, es decir, que el dinero no provenga de actividades ilícitas. Esto está contenido en las leyes nacionales e internacionales contra la legitimación de capitales.

En pocas palabras, el cierre de una cuenta por sospecha de legitimación de capitales es un mecanismo que activa la banca para luchar contra casos de corrupción, soborno, fraude, entre otros. Pero, ¿cómo hacen los bancos para evaluar si un cliente está usando su cuenta corriente para cometer -o enriquecerse de- una actividad ilícita?

  1. Si el cliente emite giros que superan el monto legal establecido. Las leyes contra la legitimación de capitales obligan a las entidades financieras a reportar las transferencias, consumos o depósitos superiores a ciertos límites y, en algunos casos, a cerrar la cuenta.
  2. Si el cliente aumenta el número de transacciones de forma repentina. Es decir, cuando una cuenta corriente que no tenía movimiento comienza a recibir y enviar grandes cantidades de dinero de un día para otro.
  3. Si el cliente es extranjero y efectúa transacciones desde distintos lugares. Cuando un banco nota movimientos simultáneos desde diferentes países, sospecha que la cuenta corriente es manejada por dos o más personas. Esto es, para ellos, una actividad sospechosa que merece el bloqueo de la cuenta, la congelación de los fondos o, en algunos casos, finalizar la relación bancaria.
  4. Si el cliente no tiene empleo ni rentas comprobadas, y aún así realiza transacciones importantes de dinero. Los bancos estudian los movimientos de sus cuentas y saben cuál es el monto promedio de consumo o de movilización de todas ellas. Aun cuando lo usual es que bloqueen la cuenta primero, algunas instituciones podrían ordenar el cierre si el cliente no demuestra la legitimidad de los fondos.
  5. Si el cliente es titular de muchas cuentas corrientes en el banco. Puede que no lo sepas, pero la mayoría de las entidades financieras permiten que sus clientes abran dos o más cuentas corrientes con ellos. Esto incluye cuentas mancomunadas, cuentas de firmas indistintas y cuentas corporativas. Cuando un cliente tiene muchas cuentas corrientes abiertas y realiza transacciones grandes en todas ellas, la Dirección contra la Legitimación de Capitales estudia el caso y puede, de considerarlo necesario, cerrar una o más de ellas. 

Más sobre este tema: Cómo obtener declaraciones de una cuenta bancaria cerrada

Cuentas corrientes sobregiradas

Las cuentas corrientes van acompañadas de una línea de sobregiro, en especial cuando el cliente tiene una relación de muchos años con el banco. Sin embargo, si un cliente comienza a hacer compras sin tener fondos que las respalden y no paga el sobregiro de inmediato, está poniendo en riesgo la seguridad financiera del banco.

Por tanto, es entendible que, en casos como estos, las instituciones prefieran terminar la relación con el cliente y dejar de ofrecerle este servicio.

Emisión de cheques sin fondos

La causa es similar a la del sobregiro de la cuenta corriente y se da cuando un cliente emite una cierta cantidad de cheques sin fondos en un corto período de tiempo. Después del rechazo de cobro de varios títulos valores, la institución financiera podría optar por el cierre de la cuenta corriente por considerar que su cliente está manejándola de manera inapropiada.

Aviso o carta de cierre de cuenta corriente, ¿se envía en todos los casos?

Generalmente, los bancos deben avisar a sus clientes antes de la clausura mediante una carta de cierre de cuenta corriente para darle la oportunidad al titular de aclarar la situación, demostrar la procedencia de los fondos, pedir una reconsideración o, en última instancia, buscar otra entidad financiera para transferir su dinero.

Sin embargo, un banco puede hacer caso omiso del aviso de cierre en casos específicos:

  • Cuando hubo actividad fraudulenta demostrada
  • Para dar cumplimiento a una orden o sentencia judicial
  • Si se incumplen los términos y condiciones del contrato

Por supuesto, el cierre de la cuenta corriente no significa -en ningún caso- que el cliente perderá su dinero. El banco tiene la obligación de devolver el monto depositado menos los intereses, cargos o tarifas relacionadas con el cierre o con la cancelación de algún producto y suele hacerlo mediante un cheque de gerencia.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.