Las diferencias entre un contable, un contador y un contador público certificado (CPA)

Escrito por Estefanía Mac Revisado por Karina Da Silva, Lic. última actualización: May 13, 2019

La contabilidad es quizás una de las disciplinas más antiguas que ejerce el ser humano. De hecho, algunos documentos registran la existencia de profesionales contables hasta el año 6.000 antes de Cristo. Pero, a raíz de las responsabilidades que tiene sobre sus hombros el contador, los países comenzaron a legislar sobre las condiciones que debían cumplir quienes quisieran ofrecer sus servicios de contaduría y auditoría al público.

Estas limitaciones locales están estrechamente ligadas a las Normas Internacionales de la Contabilidad y a las reglas aceptadas por los diferentes colegios u organismos rectores de contadores presentes en los países del mundo.

La contabilidad pública y el ejercicio contable

La contabilidad pública y el ejercicio contable no es lo mismo. Aunque las personas suelen tratar las profesiones de auxiliar contable, contador y contador público como sinónimos, lo cierto es que tienen muchísimas diferencias.

El origen de esta confusión se centra en la similitud de las obligaciones que tienen estos cargos, ya que -de una u otra forma- se relacionan entre sí.

Podría interesarte: Cosas que necesitas saber para ser un contador

¿Qué es un auxiliar contable?

Los auxiliares contables son técnicos en contabilidad o estudiantes de los últimos años de una licenciatura en contaduría. Directamente, no pueden ofrecer sus servicios contables al público y solo pueden trabajar para una firma de contadores o bajo la vigilancia de un contador público autorizado.

Usualmente, cursan sus estudios en una universidad o instituto técnico, incluso adquieren algunas destrezas en los cursos y diplomados impartidos por el Instituto de Contadores Públicos Autorizados (ICPARD) en República Dominicana.

Sin embargo, pese a que los auxiliares contables no pueden fungir como comisarios o auditores ni firmar balances y estados de ganancias y pérdidas, sí se pueden hacer cargo de funciones contables pequeñas, como:

  • Hacer cálculos de nómina  
  • Encargarse de los pagos a los proveedores  
  • Ayudar a sus clientes con el registro de asientos contables

Si trabajan directamente para un contador público, este les guiará en tareas más complejas, pero siempre estarán sujetas a su revisión. Firmas de auditoría como KPMG contratan auxiliares contables como practicantes y ayudantes de los contadores y auditores públicos.

Sigue leyendo: Cálculo manual de la nómina

¿Qué es un contador?

El contador, a diferencia del auxiliar o técnico contable, tiene un grado o título como licenciado en contaduría. Pero aun cuando su capacitación académica es extensa, no puede ofrecer sus servicios contables a los particulares o trabajar sin la supervisión de un contador público autorizado.

No obstante, sí pueden ejercer su profesión en puestos y cargos, como:

  • Contralores  
  • Gerentes financieros  
  • Contadores generales
  • Auditores en una firma de contadores
  • Auditores ayudantes de un contador público

Las PYMES y empresas grandes a menudo contratan contadores para que trabajen directamente en la dirección de finanzas o contabilidad de su compañía. Por ley, tienen que estar bajo el mando de un contador público y cumplen actividades como las siguientes:

  • Llenar los libros contables
  • Revisar las cuentas y los pagos de nómina
  • Participar en las reuniones de la dirección de finanzas y cobros  
  • Ayudar en la redacción de informes financieros y presupuestos sujetos a la revisión y firma de un contador público

Una vez que adquieran la experiencia que necesitan y cumplan con todos los requisitos legales, podrán dirigirse al ICPARD y solicitar su inscripción como contadores públicos autorizados.

Te puede interesar: Seis pasos del proceso de contabilidad

Entonces, ¿qué es un contador público autorizado?

Los contadores públicos autorizados son los profesionales que han cumplido con los requisitos exigidos en la Ley de Sociedades Comerciales y los reglamentos del ICPARD. Su desempeño se rige por el Código de Ética Profesional y las distintas evaluaciones periódicas que realiza el organismo regulador.

Un contador público autorizado o CPA no solo tiene una licenciatura en contabilidad. Además:

  • Ha recibido un exequátur por parte del Poder Ejecutivo de la República Dominicana para ejercer la contabilidad
  • Tiene dos o más años desempeñándose como contador general, auditor en una firma, contralor, gerente financiero o cargos afines  
  • Se ha registrado y está al día con la cuota exigida por el Instituto de Contadores Públicos Autorizados
  • Se mantiene en constante capacitación, conoce las Normas Internacionales de Auditoría y temas como la elaboración de los estados financieros; régimen legal y contable de sociedades; régimen tributario; obligaciones laborales; entre otros

Los documentos emitidos o visados por un CPA en ejercicio de sus funciones tienen carácter de documento público en República Dominicana. Incluso, puede participar en una sociedad como Comisario -según el Código de Comercio- y vigilar que los balances y estados de ganancias y pérdidas, inventarios y otros documentos que se presentan en las Asambleas Generales de Accionistas no están viciados.

Más sobre este tema: El rol del auditor

Dentro de las funciones del contador público, se encuentran:

  • La práctica de auditorías externas o internas
  • Dar consultas y análisis financieros remunerados  
  • Llevar procedimientos ante la Dirección General de Impuestos Internos
  • Acordar pagos en materia tributaria (ISR, Activos, IR-17, sucesiones, ITBIS, etc.)
  • Ejercer cargos como auditor externo o interno, gerente de impuestos o tesorero

A pesar de que los auxiliares contables y contadores pueden participar en la profesión contable hasta cierto grado, las leyes dominicanas exigen que sea bajo la estricta supervisión de un contador público.

Esto no quiere decir que queden exentos de responsabilidades laborales o civiles en caso de incurrir en faltas, pero sí ante reclamos de mayor envergadura.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.