5 estrategias para el manejo de conflictos

Escrito por Karina Da Silva ; última actualización: August 11, 2018

El hombre es un ser social que se relaciona e interactúa constantemente con otras personas. Precisamente debido a esta interacción pueden surgir conflictos entre los seres humanos que, en algunos casos, tienen su origen en la forma de percibir a otras personas. Los conflictos aparecen con mucha frecuencia a la hora de tomar decisiones importantes y en los momentos de mucha presión.

Tipos de conflictos

1) Reales: originados en algún tipo de diferencia.

2) Irreales: originados en un mal entendido o alguna interpretación equivocada.

3) Inventados: creados de manera deliberada con algún objetivo específico.

La estrategia de manejo de conflictos que se adopte para solucionar los problemas dependerá de dos puntos fundamentales: por un lado, la importancia que cada una de las partes involucradas le otorga a la relación personal que los une, y por otra parte, la importancia que cada una de las partes le da a su objetivo personal.

Te recomendamos: Formas de reducir los conflictos en el trabajo

5 técnicas de manejo de conflictos que suelen aplicarse en las relaciones interpersonales

1) El Acuerdo

Esta es una de las técnicas de manejo de conflictos más utilizada. Cuando el nivel de importancia de la relación personal y de los objetivos de cada una de las partes involucradas no es muy alto, cada una de ellas tiende a renunciar a una parte de los objetivos. Una correcta gestión de conflictos perseguirá que el sacrificio de los objetivos tenga como finalidad proteger la relación personal.

2) Ganar-Perder

En situaciones de alta competitividad donde el logro del objetivo personal es irrenunciable, la gestión de conflictos en la que las dos partes quedan satisfechas es muy difícil, ya que cada una de las partes está enfocada en ganar. El despliegue de tácticas de persuasión, argumentos convincentes, además de exigir mucho más de lo aceptable son algunos de los mecanismos que utilizan los involucrados en esta situación. En este tipo de escenarios, irremediablemente, una de las partes gana y la otra pierde.

3) No confrontación.

Esta estrategia de gestión de conflictos tiene la finalidad de posponer de manera indefinida la confrontación. Esta es una técnica de manejo de conflictos en la cual se persigue retrasar o ignorar el problema con la intención de que este se resuelva por sí mismo sin confrontaciones. En estos casos frecuentemente la relación personal entre las partes es de gran importancia muy por encima de los objetivos.

4) La Renuncia

Otra de las técnicas de manejo de conflictos consiste en otorgar al oponente lo que está pidiendo. En este caso una de las partes desea mantener la paz porque asume que el objetivo del oponente no representa un peligro para la consecución de los suyos. Por tanto, una de las partes cede a las peticiones de la otra, incluso sin solicitar nada a cambio.

5) Negociación

Hay situaciones en las cuales el logro de los objetivos y la relación personal es muy importante para las partes involucradas, en estas situaciones la negociación es fundamental. Esta estrategia persigue lograr, a través de la integración de las ideas de ambas partes, la solución del conflicto de una manera creativa. Una vez que se logra un acuerdo, esta técnica de manejo de conflictos requiere de un compromiso entre los involucrados, de manera que cada quien logre sus metas con el propósito de encontrar el punto de conciliación.

Quizás te interesa: Cinco tipos diferentes de conflictos

Te recomendamos: Objetivos de la resolución de conflictos

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article