x

Usos del elemento aluminio

Escrito por Nelly Acosta última actualización: December 31, 2018

El aluminio, (Al según su símbolo de la tabla periódica) es un metal plateado que pesa no más que un tercio que el hierro o el cobre, sin su molesto olor o corrosión, es durable, sus aleaciones son fuertes y resistentes, altamente maleable y dúctil, buen conductor, estable y de reacción lenta en comparación a otros metales, abundante y reciclable en un cien por ciento.

Con todas esas propiedades es lógico que el aluminio tenga infinidad de usos, en la industria y en nuestros hogares. Se usa el aluminio en el fuselaje de las aeronaves y vehículos, encontramos aluminio envolviendo o protegiendo nuestros alimentos, lo vemos en marcos de puertas y ventanas, nos acompaña en la preparación de nuestras comidas, a tal punto confiamos en el aluminio.

El aluminio es uno de los elementos más abundantes en la Tierra y el metal más abundante en la corteza terrestre. Se encuentra primariamente en minerales de silicato tales como formaciones de feldespatos; sin embargo, por razones económicas, los minerales de aluminio conocidos como bauxita, sirven como fuente principal del metal.

El reciclaje de aluminio es un negocio altamente rentable, es muy sencillo recolectar y juntar chatarra de aluminio para llevar a los centros de acopio, con ello liberas algo de espacio en tu cochera o jardín, contribuyes al ambiente y puedes recibir según Iscrapapp.com al día de hoy unos USD 0.31 por libra recolectada, por lo que es una buena idea para ganar dinero en un día.

Las aplicaciones y usos del aluminio son tan numerosas para detallarlas que quizás es mejor que las resumamos en unas pocas categorías. Haremos una breve reseña de los principales usos del aluminio en la industria y en nuestros hogares.

No dejes de leer: ¿Cómo comprobar los precios de chatarra de aluminio?

Industria aeroespacial, automotriz y transporte

Al aluminio se le llama “el metal con alas”. La ligereza del aluminio tal como explica metalsupermarkets.com le otorga una inmejorable relación fuerza versus peso.

El uso extensivo del aluminio en las industrias aeroespaciales y automotrices, reduce sustancialmente el peso de los vehículos y hace mucho más eficiente el consumo de combustible, resultando en una reducción significativa de las emisiones de gases de carbono y de efecto invernadero.

Su alta resistencia a la corrosión, es otro punto a su favor. En ambientes marinos duros, las aleaciones especiales de aluminio proporcionan fuerza, fácil manejo y resistencia a la corrosión requeridos en aplicaciones marinas, las más comunes los casos de los barcos.

Expertos de la industria automotriz han pronosticado que las presiones para el ahorro de combustible y la búsqueda de materiales más eficientes y amigables con el ambiente harán que el consumo de aluminio con fines de transportación aumente en un 60% antes del 2025.

Industria de la construcción

El aluminio ofrece muchas ventajas para el diseño, la fuerza y la forma de los edificios.

Las propiedades de aspecto y acabado del aluminio lo convierten en un material ideal para superficies reflectantes, estas contribuyen a la sostenibilidad de los recursos al mejorar la eficiencia energética, lo que ayuda a alcanzar los estándares de construcción ecológica a través de un control más eficiente de la temperatura y la reducción de las emisiones de carbono.

Cada vez más arquitectos e ingenieros usan el aluminio buscando eficiencia, fines decorativos y conciencia ecológica. Aluminio.org nos reseña que instalaciones emblemáticas como la torre de comunicaciones de Shanghái, el parlamento europeo en Bruselas, la plaza Real de Torino e imponentes estadios en Francia están construidos mayormente de aleaciones de aluminio.

Otras aplicaciones simples en la construcción incluyen ventanas, puertas y cerramientos. Más del 90 por ciento del aluminio utilizado en edificios, hoy en día se recicla repetidamente en productos similares, sin perder su calidad.

Te puede interesar: ¿Cómo encontrar y vender chatarra de platino?

Bienes de consumo

El incremento del uso de aluminio en electrónica y bienes de consumo, resulta en productos más finos, ligeros y durables, que también tienen propiedades deseables de apariencia y acabado, es el caso de teléfonos inteligentes, tabletas, portátiles y los bellos televisores ultra-delgados, en ellos el aluminio ha desplazado ampliamente partes de plástico, cobre y acero.

Otros ejemplos del uso del aluminio son los electrodomésticos y todo tipo de utensilios de cocina. El aluminio es preferido por muchos diseñadores de productos por su resistencia y por sus cualidades estéticas contemporáneas de modo que lo vemos en infinidad de formas de paneles decorativos, lámparas, mesas, sillas y mobiliario.

Revestimientos, empaques y embalaje

De acuerdo con la Real Academia de la Química, el aluminio se usa en una amplia gama de revestimientos reflectantes a la luz y el calor que a diferencia del acero o la plata no se deteriora con facilidad.

Tiene un uso muy extendido en papeles decorativos, paquetería, industria del juguete, espejos y hasta los telescópicos.

Las hojas y el papel de aluminio se fabrican en grandes cantidades para una variedad de aplicaciones para embalaje, incluyendo alimentos y envases de bebidas.

El aluminio está entre los materiales industriales más reciclables. Un gran ejemplo son las latas de aluminio tan propagadas, siendo que casi el 70 por ciento son recicladas en nuevas latas u otros productos en promedio en unos 60 días.

Te puede interesar: ¿Cómo identificar chatarra de bronce y cobre?

Algunas aplicaciones industriales

Las características únicas del aluminio y sus aleaciones, son útiles en la fabricación de maquinaria, herramientas, partes y muchos otros productos industriales con rentabilidad y de excelente rendimiento.

Son utilizadas en las líneas de transmisión eléctrica de alta tensión, pues resulta ser mejor conductor que el cobre, más resistente y económico.

Además de su peso ligero, el aluminio y sus aleaciones ofrecen ventajas en resistencia y durabilidad, comportamiento criogénico o conservación de baja temperatura y capacidades de transferencia de calor, conductividad eléctrica y resistencia a la corrosión.

Con esas propiedades el aluminio y sus aleaciones tienen usos que satisfacen necesidades específicas de la industria del petróleo y gas. Estas incluyen los requisitos de los procesos de perforación de aguas profundas, mecanización de piezas forjadas, extrusiones, tubos de perforación, contenedores de peso ligero y otras estructuras de alta resistencia.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.