Usos de un matraz aforado

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: September 14, 2018

Los matraces o balones de vidrio tienen un uso casi exclusivo en la industria química, los laboratorios, ambientes académicos y científicos. Un matraz también pude desviarse del escenario científico e ir a parar como un elemento decorativo en nuestro hogar.

Los matraces forman parte de un grupo de recipientes de vidrio con base ancha que puede ser plana o redonda y una parte superior estrecha llamada cuello. Bajo esta descripción podemos encontrar balones de destilación, matraces aforados, matraces de Erlenmeyer.

El matraz de fondo redondo se diferencia del matraz de fondo plano en que el primero es ideal para calentar sustancias aparte de que no puede permanecer en posición vertical por sí solo.

Te puede interesar: ¿Cómo empezar un negocio de reciclaje de vidrio?

¿Qué es un matraz aforado?

Un matraz o balón aforado más que un envase de vidrio, es un instrumento para la medición de volúmenes de líquidos con un uso mundial en laboratorios tanto académicos como industriales, por su gran precisión y grado de tolerancia.

La función primordial del matraz aforado es precisamente la medida del volumen de líquidos acorde a su capacidad con precisión. Aunque también se puede usar para contener o coleccionar sustancias.

La precisión en la medición de un matraz aforado se logra gracias al “aforo” o marca de medida en el cuello y a su forma de cuello largo y estrecho donde una pequeña variación del volumen de líquido a contener, hará un cambio notable en la altura de la columna de líquido en el cuello.

De acuerdo con sciencecompany.com la cristalería para laboratorio está hecha de vidrio de boro-silicato, tipo de vidrio ideal por su alta resistencia a la temperatura, la degradación por químicos y el desgaste.

Revisemos los usos más comunes del matraz aforado.

No dejes de leer: Las desventajas de los empaques de vidrio

¿Para qué sirve un matraz aforado?

El matraz aforado se utiliza regularmente en experimentos químicos. De acuerdo con Lifeder.com pueden ser usados para la medición de volúmenes de químicos, muestras y soluciones. En ellos se pueden llevar a cabo reacciones químicas, destilar sustancias, calentar o enfriar líquidos, disolver o precipitar compuestos. Inusitadamente también puede servir como decoración en casa. Veamos con más detalle.

Herramienta para análisis volumétrico

Los matraces aforados son herramientas para recolectar los datos cuantitativos y químicos de una sustancia, su comportamiento a distintas temperaturas, densidades o interacción con otras sustancias.

Esto se hace añadiendo una sustancia a una solución líquida dentro del matraz, calentando, enfriando y después midiendo las diferencias en volumen o densidad antes y después de la añadidura de sustancias, en mezcla o en solución.

Matraz como mezclador de soluciones

Los matraces aforados se utilizan para mezclar líquidos o disolver una cantidad conocida de un sólido en sustancias líquidas. Sciencecompany.com ofrece un breve procedimiento de cómo preparar soluciones en un matraz:

  • Selecciona el tipo y tamaño de matraz adecuado
  • Calcula la masa del material sólido a diluir
  • Transfiere el material sólido al matraz usando un embudo limpio y seco.
  • Comienza a verter el diluyente en apoyo del embudo para aprovechar cualquier residuo de material sólido que haya quedado en él.
  • Llena el matraz a la mitad y  tápalo
  • Agita hasta que el material este disuelto
  • Llena con cuidado el matraz, con apoyo de una pipeta o gotero limpio hasta el “aforo” o línea grabada.
  • Finalmente tapas y agitas, tendrás tu solución lista.

Puedes emplear éste procedimiento para disolver 10 g de sal en 100 ml de agua. Una vez que los ingredientes han sido completamente mezclados, se obtiene una salmuera (solución de sal) al 10 por ciento que luego podrás calentar, hervir y estilizar para usos particulares.

Te puede interesar: ¿Cómo extraer oro de las aleaciones usando ácido nítrico?

El matraz como instrumento de disolución

Un matraz aforado también se utiliza para diluir sustancias concentradas.

Por ejemplo, un investigador puede diluir un concentrado de ácido acético, que es el compuesto que causa el olor agrio en el vinagre, añadiendo agua hasta que la concentración deseada se logre.

Titulación o valoración química

En química, el proceso de titulación se usa para determinar la concentración desconocida de una sustancia o reactivo. En un proceso de titulación, los ácidos y las bases se mezclan hasta que el punto final o concentración neutral se logra.

La mezcla de ácidos y bases se hace por goteo, añadiendo una sola gota a la vez. Se debe de hacer en contenedores calibrados para asegurar la precisión ya que de otra forma dará como resultado una concentración errada.

Un matraz aforado está calibrado, por lo tanto, es un contenedor favorito para hacer las titulaciones.

El matraz como pieza decorativa

Un matraz aforado, además de sus funciones relacionadas con el laboratorio, también se puede utilizar como pieza decorativa en el hogar.

Puedes llenar matraces con sílices, guijarros, polvos de colores, cuencas de vidrio y brillos. Incluso puedes colocar en ellos pequeños cactus, bambú o arboles bonsái para propósitos decorativos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.