¿Qué es una referencia comercial en una solicitud de crédito?

Escrito por Aron Mejias ; última actualización: June 18, 2018

Ahora mismo te diremos para qué sirve una referencia comercial en una solicitud de crédito, las solicitudes de créditos para las empresas son muy similares a las de los individuos. La entidad crediticia potencial quiere asegurarse de que la empresa sea lo suficientemente saludable en sus finanzas para poder pagar sus deudas.

No dejes de leer: ¿Cómo obtener una tarjeta de crédito cuando se tienen malas referencias crediticias?

Al llenar una solicitud de crédito, se le puede solicitar a una empresa que proporcione sus referencias comerciales. Estas son decisivas y muy importantes a la hora de obtener un crédito en cualquier entidad financiera.

Por otra parte, también puede ayudar a conseguir dicho crédito una tarjeta de crédito en donde puedas recibir tus pagos. Ya que muchas tiendas aplican este método para la comodidad de su clientela.

¿Qué es una referencia crediticia?

Bueno, te comentamos qué es una referencia crediticia, es en realidad una referencia comercial para la empresa. En esencia, una referencia comercial puede ser un proveedor.

Los términos y condiciones, giran en torno a la forma en que un prestador le permite a una empresa adquirir sus bienes o servicios. Muchas veces es en un documento a 30 días, lo cual significa que el pago de cualquier compra al proveedor se vence en un mes pocos días después de efectuada la venta.

El número de referencias comerciales requeridas, por un ente crediticio para otorgar un crédito, generalmente no debe pasar de tres. Una solicitud de crédito por lo general requiere de tres referencias comerciales.

Estas pueden ser de empresas que están dentro de la misma industria como los proveedores o no. Se recomienda que al menos una referencia comercial esté dentro de la misma industria de empresa solicitante.

Referencias principales y secundarias

Existen las referencias comerciales y secundarias, pueden ser principales o que provean a la empresa directamente, o pueden ser proveedores secundarios.

Las referencias negativas con los proveedores principales son más dañinas que las que provienen de proveedores secundarios, a pesar de cualquiera que sea, una referencia negativa, es perjudicial para cualquier empresa.

Las referencias comerciales son una necesidad, pues la mayoría de las empresas tienen cuentas abiertas con los proveedores. Así es la mejor manera de que ambos vean los resultados que esperan obtener.

Las cuentas con los proveedores no suelen ser reportadas a las compañías crediticias al igual que a otras líneas de crédito abiertas como los préstamos.

Estos generalmente no se informan de manera positiva o negativa hasta que la cuenta está en mal estado y las actividades de cobranza han comenzado. Aun así, algunos proveedores no presentan informes.

Las referencias comerciales son una forma en que las empresas crediticias evalúan la salud financiera real de una empresa.

Cómo evalúan las referencias comerciales las entidades crediticias

Las entidades crediticias se comunicarán con las referencias comerciales y obtendrán la misma información sobre estas cuentas como lo harían para cualquier otra línea de crédito abierta.

Esto incluye: la cantidad de tiempo que la cuenta lleva abierta, el límite de crédito, y el número de veces en que se ha pagado tarde. Estas cuentas son tan buenas o tan dañinas como cualquier cosa que aparezca en tu informe de crédito personal.

Es por estas razón, que las empresas deben ser muy celosas en el cumplimiento de sus compromiso financieros al otorgar un crédito comercial, y deben honrar toda deuda de manera oportuna para poder tener abierta una línea de crédito con cualquier otra empresa que pudiera necesitar.

En algunos países, existen inclusive algunas empresas “acusadoras” de morosos, estas funcionan en razón de recibir denuncias de cualquier empresa que quiera mal poner a algún cliente moroso.

Por ejemplo pongamos que esta empresa “acusadora” reciba por nombre “IRPEM” Instituto Referencial de Personas o Empresas Morosas. Si un banco llamado Banco Tesoro le presta un dinero a una empresa llamada “La Victoriosa”, y esta empresa no cancela a tiempo sus compromisos, o sencillamente le deja de pagar al banco financiero, éste banco puede denunciar en IRPEM.

Cuando “La Victoriosa” quiera conseguir otro préstamo con otro banco, o en cualquier comercio, con seguridad le van a exigir que traiga una solvencia emitida por IRPEM, entonces, al no poder conseguir dicha solvencia, o llevarla aunque esta arroje una referencia negativa, entonces el crédito que estaba pidiendo, le será negado automáticamente.

Esta es una razón de mucho peso para estimular a las personas y a las empresas en general, en tratar de no quedar nunca mal con sus compromisos crediticios. Una opción recomendada es utilizar una carta de crédito para el pago de dichas deudas.

Pues esto trae como consecuencia, el cerrarse las puertas con otras entidades que pudieran hasta salvarlos de una quiebra financiera.

Te puede interesar: Los tres componentes de la política crediticia

Hay personas o empresas que al saber que están acusadas en este tipo de empresas “acusadoras”, se ven obligados a cambiar de razón social, al ver que tienen todas las puertas cerradas.

Pero este tipo de acciones algunas veces trasciende y pudiera ni siquiera volver a abrir otra empresa con otro nombre. En estos casos que no son tan atípicos, las personas deben recurrir a un último recurso que es abrir la nueva empresa a nombre de un tercero.

Referencias

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article