Sobre los préstamos personales de Bank of America

Escrito por Araceli Rodriguez ; última actualización: June 19, 2018

La diferencia de los préstamos personales con otros tipos de préstamos es que los primeros se conceden sin garantía, por lo que implican cierto riesgo financiero para la institución crediticia que los concede. De allí que no todos los bancos los otorgan. Por otro lado, aquellos bancos que los conceden lo hacen bajo el estricto cumplimiento de una serie de requisitos, tal como las que plantea Bank of America.

Te puede interesar: Cómo revisar tu cuenta del Bank of America en línea

Los préstamos sin garantía comprenden tres tipos: a) Préstamos personales sin garantía, aquellos dados a los individuos para su propio uso y fines; b) Los préstamos no garantizados, se les concede a las empresas, corporaciones y otras entidades empresariales responsables del pago de la deuda, y c) los créditos por ventas no garantizados por una garantía personal, que se otorgan a un negocio o empresa. Acá la empresa es responsable de la devolución del préstamo, pero en caso de que esta no pague la deuda, el garante se hace responsable.

¿Bajo qué perspectivas debe considerarse el otorgamiento de préstamos personales?

El otorgamiento de estos préstamos implica dos escenarios diametralmente opuestos para el banco y para el beneficiario. Para la institución financiera significa que no tiene una garantía o elemento de valor dispuesto para el embargo en caso de insolvencia en pago por parte del deudor, mientras que precisamente para este último equivale a un negocio donde tiene muy poco que perder. De allí que podría pensarse que los préstamos sin garantía son una mala inversión pata los bancos; sin embargo, estos ofrecen ciertas ventajas porque no todos los préstamos son iguales.

En primer lugar, está el caso de un préstamo sin garantía donde es necesario que el prestatario realice todos los abonos de pago como una persona física individual, pero también se tiene aquellos tipos de préstamos llamados de negocio sin garantía donde el prestatario no es una persona natural sino una empresa, y por último se tiene un préstamo no garantizado con garantía personal, en la que sí existe una garantía, no por parte del prestatario que en este caso es una empresa, sino por parte de una persona que asume la condición garante de pagar la totalidad del préstamo.

¿Cuál es el atractivo de este tipo de préstamos para las instituciones financieras?

Naturalmente, estos préstamos a título personal ofrecen amplios beneficios para el prestatario y mucho riesgo para el prestamista, por lo que estos últimos los ofrecen bajo la condición de que el prestatario cumpla una serie de requisitos, convirtiéndolos prácticamente en una especie de premio por la fidelización en el cliente.

Uno de los requisitos fundamentales impuestos por Bank of America para acceder a estos préstamos es un determinado puntaje de crédito por parte del prestatario, porque esta especie de indicador ofrece una idea de la capacidad de pago que posee esta persona.

Además, al asumir un mayor riesgo con este tipo de préstamos las instituciones financieras tienden a fijar una mayor tasa de interés, al igual que establecen un límite de la línea de crédito más baja que la de los préstamos garantizados.

Igualmente, las restricciones o sanciones en estos préstamos son más susceptibles que la de otros préstamos, aumentando la posibilidad de negar el préstamo a aquellas personas cuyo historial crediticio permite avizorar que tienden a endeudarse con mucha ligereza.

Por otro lado, Bank of America impone multas y sanciones a aquellas personas que tratan de consolidar las deudas con un préstamo personal.

Dado que este tipo de préstamos son más riesgosos para una institución de crédito, es posible que impliquen una mayor tasa de interés y tengan límites inferiores de la línea de crédito de otros préstamos garantizados. Además, esta institución bancaria no puede ofrecerte préstamos de consolidación de deuda si te consideran propenso a meterte nuevamente en problemas de deuda.

A que pueden destinarse este tipo de préstamos

El destino de los préstamos personales sin garantía varía, porque bien puede servir para la consolidación de otras deudas, por ejemplo la de las tarjetas de crédito y otras deudas concebidas con un alto interés, por cuanto se combinan estas deudas en una sola más manejable y con tasas de interés más baja; así como también puede servir para el pago de gastos educativos o de salud.

En suma, estos préstamos sin garantía contienen muchos y más elevados riesgos para la institución financiera porque no hay de por medio ninguna garantía que respalde la deuda en caso de que el préstamo esté en mora. Por consiguiente, pueden ser más difíciles de conseguir, llevan una tasa de interés más alta, y tienen límites más bajos, generalmente sólo llegan hasta US$5.000.

No dejes de leer: Instrucciones para realizar una transferencia bancaria electrónica con Bank of America

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article