Cómo pintar un cartel para la vidriera de una tienda

Comenzar un negocio puede ser una tarea costosa. Una forma de ahorrar dinero es pintar tu propio cartel en la vidriera. No tienes que ser artístico. Todo lo que necesitas es un procesador de texto y una computadora, el acceso a un almacén de suministros para copias y algo de paciencia.

1

Instrucciones

Crea un nuevo documento en tu procesador de textos, y establece la orientación del papel a "Apaisado" y el tamaño de papel a "Legal". Carga el papel en la impresora.

Selecciona una fuente para el cartel de tu negocio, y escribe lo que deseas que aparezca en la vidriera. Utiliza el tamaño de fuente más grande que permita que las letras entren en la página.

Haz un viaje a tu tienda de suministros de copias y pídele a un empleado que amplie el papel al tamaño que deseas para tu cartel real. Normalmente, esto requerirá que la ampliación ocupe varias páginas de papel. Asegúrate de que todas ellas tengan el mismo porcentaje exacto.

Usa cinta adhesiva para asegurar las páginas ampliadas en el interior de la vidriera de tu tienda. Usa una regla y un nivel para colocar el cartel. Si estás parado afuera y mirando hacia adentro, deberías ser capaz de leer el cartel pegado en la vidriera.

Sal a la calle y traza el contorno de las letras en el papel sobre el cristal con un pincel estrecho de artesanías y la pintura de vidrio. Con cuidado, pinta el interior del contorno. Limpia inmediatamente los errores con un trapo. Cuando hayas terminado, retira el papel de copia desde el interior de la vidriera.

×