¿Cómo funciona un cliente ligero?

Escrito por Keith Evans ; última actualización: February 01, 2018
En la definición más básica del término, los clientes livianos son sistemas informáticos individuales.

Los clientes ligeros son computadoras

En la definición más básica del término, los clientes livianos son sistemas informáticos individuales. La máquina de cliente ligero que opera un usuario contiene su propio sistema básico de entrada/salida (BIOS, por sus siglas en inglés), su propia memoria, conexiones de red e incluso su propio sistema operativo. Debido a que contiene su propio entorno operativo (generalmente alguna variante del software del sistema Linux o UNIX), un cliente ligero es capaz de arrancar en un estado operativo sin ninguna ayuda de red. En implementaciones de cliente más delgadas, sin embargo, las similitudes con una computadora personal estándar terminan luego de que el cliente arranque por completo.

Los clientes ligeros acceden a un servidor

Una vez que un cliente ligero haya arrancado por completo, el software especial del equipo utiliza una conexión de red incorporada para tener acceso a un servidor de aplicaciones. La mayoría del software que un cliente liviano corre (aplicaciones como procesadores de texto, hojas de cálculo, diseñador gráfico, elaboración de paquetes e incluso navegadores web) reside en un servidor de red en lugar del escritorio del equipo del usuario individual. Por esta razón, un cliente ligero no requiere una gran cantidad de memoria de acceso aleatorio (RAM, por sus siglas en inglés), ni requiere un gran disco duro para almacenar las aplicaciones. Por razones de costo y fiabilidad, muchas máquinas de clientes livianos dependen de la memoria flash incorporada en lugar de unidades de disco duro para manejar los requerimientos mínimos de memoria.

Los administradores de red instalan y mantienen un software

En una computadora personal, el usuario es normalmente responsable de obtener, instalar y mantener cualquier paquete de software que pueda necesitar. Sin embargo, debido a que un cliente liviano depende de un servidor de red para proporcionar el software, esta responsabilidad recae en el administrador de la red. En un entorno de cliente ligero, los administradores de red determinan qué software requieren los usuarios y, a continuación, lo instalan y mantienen en el servidor para que los clientes se conecten. En algunos casos, las licencias de redes especiales deben obtenerse para el software, pero muchos paquetes se ejecutarán en el servidor como única instancia. Para usuarios de hogar y de negocios por igual, este entorno es preferible a una implementación de computadora personal, pues los administradores de clientes ligeros pueden garantizar a todos los usuarios el acceso a las mismas selecciones de software.

Sobre el autor

Keith Evans has been writing professionally since 1994 and now works from his office outside of Orlando. He has written for various print and online publications and wrote the book, "Appearances: The Art of Class." Evans holds a Bachelor of Arts in organizational communication from Rollins College and is pursuing a Master of Business Administration in strategic leadership from Andrew Jackson University.

Créditos fotográficos

  • Mensch und Computer 2 image by Sven Rausch from Fotolia.com
bibliography-icon icon for annotation tool Cite this Article