Cómo hacer el doble de trabajo en la mitad de tiempo

Escrito por Pablo Gowezniansky ; última actualización: February 01, 2018
Tijana87/iStock/Getty Images

El desarrollo de la productividad en el trabajo demanda hacer cambios para que las personas se vuelvan más eficientes. Trabajar sobre una estructura ordenada, una comunicación ágil, y personas sanas y comprometidas es la mejor manera para que un proyecto avance fácilmente. Es posible realizar el doble de trabajo en la mitad de tiempo, sólo necesitas hacer unos ajustes para aceitar el procedimiento.

Ordena tu agenda

Rawpixel Ltd/iStock/Getty Images

Es importante que la estructura de tu trabajo esté prolijamente ordenada. Si aún no tienes resuelta esta instancia, tendrás que priorizarla y tomarte un tiempo de trabajo para poder en el futuro optimizar tus tareas. Este es un procedimiento que tiene en cuenta el mediano plazo. De lo contrario, sólo estarás sobrecargándote de estimulantes para estar más activo y eso en el mediano plazo te reportará una menor eficiencia de trabajo que la que tienes actualmente, ya que tu cuerpo terminará colapsando. Piensa en tu bienestar personal y haz una planificación ordenada de todo lo que tienes que hacer. Una vez tengas una estructura ordenada a tu disposición, será sobre esa base a partir de la cual comenzarás a trabajar.

Compromete a tu equipo de trabajo

g-stockstudio/iStock/Getty Images

El compromiso es el corazón de todo grupo de trabajo. Incluso si fuera un desarrollo individual y no colectivo: tu compromiso forma parte estructural de cualquier proceso que quieras llevar adelante de forma positiva y optimizada. Si te encuentras con un grupo de trabajo, tienes que asegurarte de que todos comprenden la vitalidad que tienen dentro del equipo. Ninguna función es preponderante; desde los niveles más bajos de responsabilidad a los niveles superiores, todos necesitan unos de otros para que el resultado final sea superior al óptimo. Por eso mismo, asegúrate de comprenderlo por ti mismo primero, de forma de poder traspasarle este conocimiento a los demás. Y si trabajas de forma individual, primero tendrás que interrogarte a ti mismo hasta qué punto estás comprometido con el trabajo. Si la respuesta es distinta a "completamente", entonces tendrás que resolver otros problemas antes de pretender realizar el doble de trabajo en la mitad de tiempo.

Reparte las tareas

monkeybusinessimages/iStock/Getty Images

La prolijidad y la optimización son causa y consecuencia de un trabajo bien hecho. Para ser prolijo, las directivas tienen que ser claras. Los funcionamientos de cada uno de los miembros del equipo tienen que estar pautados y clarificados. Si bien siempre hay material que debe ser visto sobre la marcha, ya que los procesos creativos y operativos generan siempre sorpresas, mientras menos procesos sean dejados al azar, mejor se irán calibrando y a mayor velocidad funcionarán. Cuando un miembro del equipo no tiene del todo clara su función, significa que hay un problema interno comunicacional importante. Estás malgastando un gran potencial humano y quizás ese miembro pueda estarse estresando por no sentirse del todo parte del proyecto. Gestiona bien tus recursos, hazlo de forma positiva y con buena energía, y el equipo de trabajo dará los frutos que has cultivado.

Facilita la comunicación

moodboard/moodboard/Getty Images

Las vías de comunicación tienen que ser accesibles y fáciles, y estar al alcance de todos. Una de las maneras en que más rápidamente avanza un proyecto adelante es a través de la comunicación humana. Si falla este aspecto, el trabajo no podrá optimizarse. No sólo tiene que haber canales abiertos, también la gente que esté a cargo tiene que ser receptiva y empática. La información tiene que ser como la bola de un pinball, yendo de un lugar a otro con total eficiencia y rapidez. De esta manera los tiempos de cualquier desarrollo humano se aceleran considerablemente.

Encuentra momentos de catarsis

M_a_y_a/iStock/Getty Images

Ya sea un trabajo individual como uno grupal, debe haber momentos de catarsis en donde el equipo pueda expresar sus emociones para poder limar aquello que no esté funcionando del todo correctamente. Si trabajas para ti mismo, tienes que encontrar pequeños momentos de descanso que te permitan descansar la mente. Los pequeños descansos nunca deben considerarse como pérdidas de tiempo; pueden hacer que luego trabajes con mucha mayor precisión y eficacia.

Cuida tu salud

Wavebreakmedia Ltd/Wavebreak Media/Getty Images

Cualquier proyecto del calibre que sea necesita cuidar la salud de sus empleados. Si las personas a cargo de trabajar no están disponibles o en su máxima potencialidad, inevitablemente los tiempos de producción disminuirán. Esto está altamente comprobado en los centros de negocios más eficientes del mundo. Tienes que tomar descansos para hacer estiramientos; poder alimentarte de forma saludable; y disponer de momentos del día en que puedas acercarte a una plaza a tomar sol y descansar tu cuerpo a la vez que te recargues de energía. Además, debes poder terminar con tu trabajo una vez que vuelves a casa. Todas estas recomendaciones harán no sólo que seas más productivo en tu trabajo, sino que seas una persona más feliz.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Tijana87/iStock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article