Aumento salarial. ¿Cuándo pedir más y cómo saber si estás subvalorando tu trabajo?

Escrito por Estefanía Mac última actualización: September 17, 2019

Cada cierto tiempo -al menos una vez al año- la Dirección de Recursos Humanos de las compañías evalúa el rendimiento de los trabajadores y calcula el aumento salarial en base a su productividad, a lo que la empresa puede pagar y al mercado.

El precio de los productos y servicios que ofrecen las empresas son ajustados regularmente a la realidad del país, de la región y del planeta en general. Cuestiones como las recesiones económicas en los Estados Unidos o las guerras comerciales pueden influir positiva o negativamente en los mercados, en el tipo de cambio y, por supuesto, en la inflación. Claro, que estos no son los únicos conceptos que varían, las compañías deben actualizar también el salario de sus trabajadores.

Pero, ¡cuidado! No todo aumento salarial es tan bueno como parece. En ocasiones, no se toman en cuenta factores como la tabla de depreciación o las tasas de inflación reportadas en el año inmediatamente anterior, haciendo que los trabajadores pierdan su capacidad adquisitiva o su ingreso en términos reales.

Sigue leyendo: ¿Qué es el poder adquisitivo del consumidor?

¿Qué es el ingreso real y cómo está relacionado con el salario?

El ingreso real, también conocido como salario real, es el poder de compra que tiene una persona para adquirir los bienes y servicios que necesita en comparación con años anteriores. Similar al valor real, el ingreso real es una clara muestra de la capacidad adquisitiva y es esencial ante un aumento de salario.

Veámoslo en un ejemplo. Si un trabajador percibe un salario mensual de USD $1.500 en mayo de 2018 y sigue recibiendo la misma cantidad para el mes de mayo de 2019 -es decir, un año después- , ¿su poder de compra aumentó o disminuyó?

La respuesta a esta pregunta es simple: depende. ¿De qué depende? De la inflación anual o de las variaciones del IPC (índice de precios al consumidor). Si no hubo ninguna variación -lo que quiere decir que el precio de la vivienda, los alimentos, el acceso a la salud, etc., se mantuvo intacto- entonces no hubo pérdida de la capacidad adquisitiva.

Pero afrontémoslo. Este escenario es irreal, incluso las economías más fuertes experimentan algún tipo de variación, usualmente, al alza. Si el país pasó por un período inflacionario -así sea uno del 1%- entonces el trabajador perdió su poder adquisitivo y lo que hoy tiene en sus manos no le alcanza para comprar lo mismo que el año anterior.

¿Cómo calcular el aumento salarial para conocer el ingreso real?

Normalmente, el cálculo del ingreso real se realiza comparándolo con el de otro período. Supongamos -siguiendo un ejemplo similar al anterior- que nuestro trabajador en mayo de 2018 ganaba USD $1.500, pero en mayo de 2019 percibía USD $1.650.

Como el IPC es quizás uno de los indicadores económicos más utilizados en macroeconomía, es el que vamos a emplear en nuestras fórmulas. Puedes encontrar el IPC de tu país en las publicaciones del Instituto Nacional de Estadísticas o en las del Banco Central.

Supongamos que el IPC de mayo del 2018 fue 175, mientras que el del 2019 es de 190. Para determinar la variación del ingreso real de nuestro trabajador hipotético hay que multiplicar su primer salario devengado por el IPC del 2019:

X = $1.500 x 190 = $285.000

Ahora se divide X entre el IPC del 2018, que es de 175 en nuestro ejemplo. Entonces:

Y= $285.000 / 175 = $1.628,57

Este monto -USD $1.628,57- tiene en la actualidad el mismo poder adquisitivo que tenía el salario anterior de nuestro trabajador, que era de USD $1.500. Dicho de otro modo, para pagar los mismos bienes y servicios que el empleado del ejemplo consumía en el 2018 con USD $1.500, se necesitarían hoy USD $1.628,57.

Ahora bien, para calcular aumento de salario y verificar si el poder adquisitivo de nuestro trabajador cambió para mejor -o peor- hay que restar su capacidad de compra actual con el salario vigente, es decir:

Z= $1.628,57 - $1.650 = $21,43

Utilizando el IPC -y en términos de ingresos reales- nuestro trabajador gana USD $21,43 más que en el 2018. Si quieres expresar este monto en un porcentaje, aplica esta fórmula:

Porcentaje de aumento = Z / Y x 100

Porcentaje de aumento = $21,43 / $1.628,57 x 100 = 1,32 %

Nuestro trabajador, después de un año de trabajo, recibió un aumento del 1,32 % en su salario mensual.

Podría interesarte: Cómo calcular el retorno sobre la inversión

¿Qué otros aspectos debes tomar en cuenta para calcular si tu aumento de sueldo es positivo o negativo?

En nuestro ejemplo, el trabajador recibió un aumento del 1,32% en términos reales; un número que, si bien no es inferior al que venía percibiendo, quizás no es el que le corresponde.

Piensa en que si ambos salarios están subvalorados con respecto al mercado -es decir, que las empresas de la competencia le pagan más a los empleados que desempeñan el mismo cargo- entonces nuestro trabajador no tiene un buen trato.

Para descubrir si tu salario es acorde con los que se cotizan en el sector, haz lo siguiente:

  • Lee artículos editoriales. Las noticias te pueden servir para investigar sobre las cotizaciones laborales en el mercado. Busca los últimos artículos publicados en los periódicos y blogs de noticias de tu localidad usando un motor de búsqueda como Google. Recuerda especificar tu sector y filtrar la búsqueda por fecha y región.
  • Habla con otros compañeros. Si tienes algún colega que tenga el mismo cargo que tú o que trabaje en el mismo sector, ¡pregúntale cuánto gana! La respuesta podría sorprenderte.
  • Toma en cuenta tu rendimiento. Puedes comparar tu porcentaje de aumento con tu rendimiento como trabajador. Las empresas suelen pagarle a los trabajadores de bajo rendimiento entre un 0,7% y un 1% más; a los trabajadores promedios un 3% más y a los más productivos entre un 3% y un 5% más. 
  • Estudia las estadísticas. Las ONGs, asociaciones sin fines de lucro y las empresas privadas realizan estudios periódicos del crecimiento salarial de un sector y publican los resultados. En ellos se expresa el promedio de los ingresos de un trabajador de acuerdo a su especialización.
  • Utiliza un comparador de precios o datos estadísticos. Algunas bolsas de empleo cuentan con registros salariales actualizados en los que reflejan el máximo, mínimo y promedio que gana un trabajador con tu experiencia y cargo. Aunque los salarios suelen variar entre ciudades, esto te dará una idea de qué tan bien te están pagando por tu trabajo.

Más sobre este tema: Un salario basado en comisiones

Antes de pedir un aumento salarial -o de buscar otro empleo- recuerda darle valor a los beneficios. Si tu empleador te ofrece una póliza de seguros sin límite, subsidios o préstamos para vivienda, vehículo, guardería y bonos por productividad; puede que tu salario integral -aunque no lo creas- sea mucho mejor que el de otros.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.