Activo neto: definición y fórmula para calcular el valor de una empresa

Escrito por Estefanía Mac última actualización: September 23, 2019

El activo neto es quizá una de las mejores fórmulas que hay para calcular el valor de una empresa. La utilidad de su aplicación varía desde poder elaborar informes atractivos para nuevos inversores y accionistas hasta pedir un préstamo bancario.

Además, como se trata de un cálculo sencillo, es fácil de aplicar y permite conocer el estado financiero de una compañía en segundos. Aprende más sobre el activo neto y descubre cuánto cuesta tu negocio.

Podría interesarte: Cómo calcular los activos netos de operación

Activo neto: definición

El valor neto del activo o activo neto no es más que la diferencia existente entre los activos de una empresa y sus deudas o cuentas por pagar. Aunque este término es muy popular en el entorno empresarial, también puede aplicarse a la economía familiar o personal.

De hecho, las instituciones financieras solicitan que los aplicantes de préstamos y líneas de crédito calculen el valor de su activo neto y lo consignen en conjunto con los demás requisitos para poder hacer el estudio crediticio.

La importancia del activo neto es simple: con un cálculo sencillo y rápido las personas pueden conocer el valor que tendrá su empresa después de saldar sus cuentas pendientes.

¿Cómo se compone el activo neto?

Tal como dijimos, el activo neto se basa en dos componentes esenciales que conoceremos a continuación:

Los activos

Los activos de una empresa o persona física son todos aquellos recursos que pueden ser valorados económicamente y están conformados por los siguientes:

  • Capital
  • Vehículos
  • Máquinas
  • Inventario
  • Materia prima
  • Fondos de reserva
  • Equipos de electrónica
  • Materiales y herramientas
  • Portátiles y computadoras

Más sobre este tema: Lista de los activos más líquidos

Pasivos

Los pasivos o deudas son las cuentas por pagar. Usualmente, están relacionadas con el pago de servicios que son necesarios para ejercer la actividad económica, como la electricidad o las cuentas de los proveedores.

También están conformados por cualquier deuda que se haya adquirido con un banco, prestamista o con la administración tributaria. Conozcamos algunos:

  • Alquileres
  • Préstamos
  • Líneas de crédito
  • Pasivos laborales
  • Tarjetas de crédito
  • Demandas financieras
  • Facturas de servicios públicos
  • Multas y sanciones económicas
  • Deudas por concepto de impuestos

Fórmula para calcular el valor de una empresa

La fórmula para calcular el valor de una empresa con base al activo neto es bastante sencilla, en especial si se tienen todos los datos a la mano y los libros contables -balances generales y estados financieros- al día:

#1 Haz una lista con todos los activos y pasivos de la empresa

Recuerda incluir el valor de cada uno y tomar en cuenta factores como la depreciación, en especial la de bienes como las portátiles o las máquinas.

Dentro de los activos, incorpora las pólizas de seguro, la última valuación de los bienes inmuebles de la empresa y el valor de cada una de las acciones mercantiles. Si tienes bonos de la deuda o acreencias de cualquier tipo, anótalas también en la columna de activos.

#2 Suma la columna de activos y de pasivos

El segundo paso es bastante sencillo. Una vez que hayas dividido a la empresa en activos y pasivos, suma todos los conceptos y anota el total al final.

#3 Activo neto = activos - pasivos

Está es la fórmula para calcular el valor de una empresa. Resta el total de los activos al total de los pasivos y el monto resultante será el valor neto.

Lee también: Cómo calcular el pasivo

¿Cómo interpretar los resultados al calcular el valor neto?

Si el restante de la operación anterior es un número positivo, es una señal de buena salud financiera porque tu patrimonio neto está conformado por más activos que deudas. Aunque este es el valor neto de tu empresa, hay otros elementos que podrían aumentar su precio. Por ejemplo, los secretos comerciales o la clientela son capaces de hacer más atractivo a un negocio de lo que es en números.

Si el resultado de la operación es negativo, esto significaría que la compañía tiene un problema porque no cuenta con los activos suficientes como para hacerle frente a sus deudas y compromisos financieros. En casos como esto, es elemental verificar:

  • Si el modelo de negocios es efectivo
  • Si la capacidad productiva está ajustada a la demanda del mercado
  • Si el producto o servicio tiene mejoras que pueden implementarse para aumentar las ventas
  • Si las demás empresas del sector están en la misma situación o se trata de un caso aislado

En todo caso, podrías recurrir a un aumento de capital para inyectar flujo de caja. Así la empresa podría pagar sus deudas pendientes a pesar de que el valor de la acción disminuyera.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.