Cómo calcular el capital de trabajo neto en el flujo de efectivo

Escrito por Ana P. Ferrari ; última actualización: August 26, 2018

El capital de trabajo neto, o “Working Capital” es simplemente la diferencia entre los activos corrientes o circulantes y los pasivos corrientes o de corto plazo de una empresa. También conocido como capital de trabajo.

Para algunos académicos y expertos en finanzas, existen ciertas diferencias entre capital de trabajo y capital de trabajo neto.

Esta diferencia radica en la concepción de que el capital de trabajo, es el dinero que la compañía tiene invertido tanto en efectivo y sus equivalentes, como en ventas a crédito, es decir, sus cuentas por cobrar comerciales y su inventario de mercancías.

Bajo la anterior concepción, el capital de trabajo es visto como un peso o “carga de inversión” que la empresa asume para financiar sus operaciones. Viene a ser una demanda o requerimiento de recursos económicos a corto plazo. Esta demanda o requerimiento, se alivia o mitiga cuando los proveedores otorgan financiamiento. Ya que “se trabaja con fondos del proveedor”

Es allí donde aplica la definición de capital de trabajo neto. Como la diferencia entre el activo circulante y la financiación que otorgan los proveedores representadas por las cuentas por pagar.

El flujo de caja por su parte, es la cantidad neta de efectivo y sus equivalentes que se transfiere dentro y fuera de la empresa y que puede tener origen en las actividades operacionales, de inversión o de financiación.

El flujo de caja tendrá un origen operacional, cuando hay una disminución neta del capital de trabajo. En esta situación habrá una liberación neta de efectivo que la empresa podrá usar con libertad para honrar deudas, reinvertir en la operatividad, pagar dividendos, cubrir gastos o prever fondos para futuras inversiones.

Un flujo de caja negativo, desde el punto de vista de operaciones, implica que la empresa ha incrementado sus demandas de efectivo para financiar ventas a crédito o inventario. Es decir, ha incrementado su inversión en capital de trabajo. Situación que requerirá de un análisis que permita una mejor forma de administrar el capital.

Te puede interesar: Diferencias entre el Capital de trabajo operativo neto (NOWC) y el Capital operativo total (TOC)

¿Cómo se calcula el capital de trabajo?

Como indicamos anteriormente, el capital de trabajo más específicamente capital de trabajo neto, es la diferencia entre los activos corrientes de operación y los pasivos corrientes.

Los activos corrientes de operación, estarán representados por el efectivo e inversiones temporales, las cuentas por cobrar comerciales y las existencias de mercancía o inventarios.

Los pasivos corrientes corresponden a las deudas de corto plazo, es decir, aquellas que la empresa debe honrar en menos de un año. Con especial énfasis en las cuentas por pagar a proveedores.

Podemos calcular el cambio o variación en el capital de trabajo neto entre dos períodos contables consecutivos para determinar su efecto sobre el flujo de efectivo de la empresa.

Encuentra el monto de los activos circulantes actuales de la empresa y el pasivo circulante en su último balance, así como el balance del ejercicio inmediatamente anterior.

Resta los pasivos corrientes de la empresa a partir de sus activos corrientes para el período contable anterior. Por ejemplo, resta US$200.000 en el pasivo corriente de US$450.000 en activos corrientes. Esto equivale a US$250.000 en capital de trabajo neto del ejercicio anterior.

Repite este paso para el último año o el ejercicio contable más reciente. Por ejemplo, resta US$250.000 en el pasivo corriente de US$350.000 en activos corrientes del último cierre. Esto equivale a US$100.000 en capital de trabajo neto para el ejercicio contable más reciente.

Resta el capital de trabajo del período anterior de capital de trabajo del período más reciente para determinar el cambio o variación en el capital de trabajo neto.

Un resultado positivo representa un aumento de capital de trabajo neto, mientras que un valor negativo representa una disminución.

En nuestro ejemplo, debemos restar US$250.000 en capital de trabajo en el periodo anterior a los US$100.000 en capital de trabajo del período más reciente. Esto es igual a un valor negativo de US ($150.000), lo que representa una disminución de US$150.000 en capital de trabajo neto entre los dos períodos.

Por definición, esto representa un balance positivo para el flujo de caja operativo por US$150.000 generado o provisto a partir de las operaciones del último período contable.

Te puede interesar: Las desventajas de la falta de capital de trabajo

¿Cómo los cambios del capital de trabajo afectan el flujo de caja?

Recordemos que el capital de trabajo es una demanda de efectivo por parte de las operaciones de la compañía.

Cualquier incremento en el capital de trabajo neto reducirá el flujo de caja de la empresa debido a que el dinero no puede ser utilizado para otros fines mientras está invertido en capital de trabajo, ya sea en inventarios o en cuentas pendientes de cobro.

Un incremento significativo del capital de trabajo de un período a otro lleva a generar flujos de caja negativos que deben ser valorados por la gerencia financiera ya que limitarán la disposición de fondos.

Una disminución en el capital de trabajo neto, por el contrario, representa una liberación de fondos que aumenta el flujo de efectivo de la empresa. Son recursos que ésta podrá disponer para nuevos fines de inversión, financiación de operaciones o reparto de dividendos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article