15 secretos para encontrar un nuevo trabajo

Escrito por Mercedes Rivero ; última actualización: February 01, 2018

Overview

Buscar trabajo no es una tarea sencilla. Sin embargo, no hay que caer en la desesperación: hay varios tips que pueden ayudar a la hora de salir a cazar un nuevo empleo. Un curriculum actualizado, la capacitación constante y el cuidado del aspecto personal son sólo algunos de los puntos que pueden colaborar.

Getty Premium

Actualizar el CV

El curriculum vitae es una de las herramientas más importantes a la hora de la búsqueda laboral. Tenerlo actualizado, revisar que no posea errores, incorporarle una foto adecuada, comprobar que los datos de contacto sean correctos y agregar cada experiencia laboral resulta imprescindible para un primer acercamiento exitoso con el empleador.

Brian Jackson/iStock/Getty Images

Seleccionar las mejores referencias

Las relaciones laborales no siempre terminan de la mejor manera. Por eso, a la hora de seleccionar las referencias que el posible futuro empleador puede tener en cuenta, es vital que sean las que quedaron óptimas. Aquellos antiguos empleos donde se guarda un buen recuerdo del postulante son los que brindarán una buena impresión a quien pregunte por él.

Peshkova/iStock/Getty Images

Acudir a contactos cercanos

Hay momentos en los que la oferta laboral es mayor a la demanda. Agudizar las ideas durante esas etapas puede ayudar a los desocupados o a quienes pretendan cambiar de trabajo. No siempre hay que esperar el anuncio laboral sino que también puede resultar exitoso avisar a amigos, familiares y ex compañeros la intención de encontrar nuevos horizontes laborales. Quizás entre ellos esté la oportunidad que se busca.

rilueda/iStock/Getty Images

Suscribirse a bolsas de trabajo

Las bolsas de trabajo abundan, ya sea en consultoras tradicionales o en páginas de Internet. Allí se especializan en búsquedas laborales y apuntan directamente al área en la que el postulante tenga experiencia. Anotarse allí es una buena opción y no cuesta más que unos minutos.

acanonguy/iStock/Getty Images

Realizar cursos de capacitación

Capacitarse es siempre un punto a favor. La constante formación pone al postulante un escalón arriba de sus posibles competidores. Se trata de un plus, más allá de sus aptitudes y conocimientos de base. Cursos para especializarse o para sumar competencias siempre tienen saldo positivo.

IvelinRadkov/iStock/Getty Images

Estar atento a las vías de contacto informadas

Al cambiar el número del teléfono celular o abrir una nueva cuenta de correo electrónico, muchas veces, es posible olvidar trasladar esos nuevos datos al curriculum o las bolsas de trabajo a las que se está suscripto. Actualizar esta información de contacto cada vez que haya un cambio es imprescindible para que la comunicación sea posible.

Marco_Piunti/iStock/Getty Images

No pensar únicamente en la oferta laboral

Esperar la oferta no debe ser el patrón de conducta de quien busca trabajo. Ofrecerse ante quienes tienen autoridad para emplear gente, mediante correos electrónicos o llamados telefónicos, por ejemplo, es otra opción. Adelantarse a la búsqueda formal hace que el posible futuro jefe vea con buenos ojos al postulante.

Ingram Publishing/Ingram Publishing/Getty Images

Centrarse en los trabajos de interés

A la hora de buscar trabajo, la dispersión puede jugar en contra del hallazgo. No sirve posicionarse para cualquier oferta, sin tener en cuenta formación, experiencia y hasta las propias ganas de estar en ese nuevo empleo. El postulante debe centrarse en aquellos trabajos que le convienen y para los cuales está preparado, sin volverse un aspirante indiscriminado de cualquier anuncio laboral.

Related: Preguntas de una entrevista de espanto: ¿Por qué no volverías a trabajar en Google?

Getty Premium

Venderse bien

Muchas veces, los puestos más importantes no los consiguen los más talentosos sino quienes mejor se venden. Saber destacar las propias aptitudes es toda una destreza. A la hora de describirse a uno mismo, es muy importante hacer hincapié en las fortalezas y en lo que puede ser la distinción respecto a un competidor.

Related: Trabajos trotamundos

alphaspirit/iStock/Getty Images

Analizar fortalezas y debilidades

Todas las personas tienen virtudes y puntos débiles. A la hora de buscar trabajo, analizar esas cualidades puede facilitar las cosas. Saber exactamente que se está mejor preparado para ciertas tareas que para otras ayuda a la búsqueda y también a la forma en que el postulante se presenta ante el empleador.

Related: Año nuevo, carrera nueva: trabajos en las industrias en crecimiento

BartekSzewczyk/iStock/Getty Images

Pensar la posibilidad de un emprendimiento propio

Buscar trabajo no es solamente sentarse a esperar la oferta correcta. Existe la posibilidad de pensar en un emprendimiento propio y aprender una nueva forma de trabajar. Ser jefe, dueño y responsable absoluto del sueldo o la ganancia de cada mes presenta un interesante desafío.

Related: Diez herramientas y dispositivos esenciales para el teletrabajo

blackdovfx/iStock/Getty Images

Intentar finalizar en buenos términos cada trabajo

Renunciar a un empleo no quiere decir, indefectiblemente, que la relación laboral deba finalizar de mala manera. Avisar con tiempo, actuar de manera proactiva hasta último momento y despedirse adecuadamente de los compañeros colabora para que, en un futuro, pueda volverse a ese lugar; o para que puedan dar allí buenas referencias a quien las solicite.

Related: Herramientas psicológicas para cuando no te gusta tu trabajo

Andresr/iStock/Getty Images

Estar atento a las redes sociales

Hay dos cuestiones importantes respecto a las redes sociales. La primera, responde a las ofertas laborales que allí se publican. Muchas veces aparecen primero en Facebook, Twitter y LinkedIn que en una bola de trabajo. La segunda, tiene que ver con los contenidos que el postulante genere en su propio perfil de red social. Es muy común que el empleador revise esas páginas para tener una primera impresión.

Related: Ranking de trabajos anti-matrimonio

Robert Churchill/iStock/Getty Images

Cuidar el aspecto

Estar prolijo, vestir de manera adecuada, peinarse bien y, sobre todo, cuidar la higiene personal es imprescindible. Una mala impresión por parte del empleador respecto a este tema es un fracaso asegurado para conseguir un puesto.

Related: 15 consejos sobre cómo vestirte para una entrevista laboral

AmmentorpDK/iStock/Getty Images

Ir preparado e informado a la entrevista

Es básico estar informado acerca de la empresa a la que se acude para una entrevista. Imaginar el puesto y saber a qué se dedican ayuda a estar preparado para dar a conocer las propias exigencias. Además, mostrar que se indagó acerca de ello genera una buena impresión ante quien entreviste.

Related: Los trabajos del pasado de los ricos y famosos

lofilolo/iStock/Getty Images

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Getty Premium
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article