¿Qué es el titular de la cuenta bancaria?

La titularidad de una cuenta bancaria indica quien es el propietario de la cuenta. Además de tener el nombre del titular y todos sus datos personales, esta persona puede determinar el control de la cuenta, la distribución del dinero al fallecimiento de un titular y los cálculos para el cálculo y pago de las obligaciones fiscales. Existe una variedad de cuentas bancarias a elegir, lo mejor es que investigues para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

Aprende a administrar una cuenta bancaria para tus hijos.

Cuentas bancarias individuales

Una cuenta individual es una cuenta cuya titularidad y propiedad recae en una persona física. Esta persona autorizada es la única responsable de los depósitos, retiros de dinero, abonos, cargos e impuestos devengados en la cuenta. En términos generales, al fallecer el titular, el reparto de una cuenta individual se hará ya sea al cónyuge sobreviviente o conforme al testamento del titular. Con una cuenta bancaria a pagar en caso de fallecimiento, el dinero de una persona fallecida puede ser accesible a sus herederos, sin que tengan que ir a la corte.

Cómo funcionan las cuentas conjuntas

Las cuentas bancarias conjuntas tienen varios titulares, cada uno tiene acceso total y titularidad de la cuenta. Este tipo de cuenta la puede usar una pareja para compartir los gastos de la casa, el hijo de un adulto mayor para ayudarle a manejar el dinero o un adulto que administra el dinero de un menor. La mayoría de las cuentas conjuntas, con su característica de titularidad indistinta, se abren con derechos de supervivencia, lo que significa que a la muerte de un cotitular de la cuenta, la titularidad se transfiere al cotitular sobreviviente en automático.

Ten en cuenta que la igualdad en la titularidad que tienen los cotitulares de una cuenta puede llevar a una serie de problemas relacionados con el gasto, los impuestos y la herencia.

Cuentas bancarias de custodia

Las cuentas de custodia es generalmente una cuenta corriente, y la abre usualmente uno de los padres o familiar para beneficio de un menor. Estas cuentas con frecuencia se usan como fondo de ahorro para estudios universitarios. Si bien el dinero es propiedad del menor de edad, el tutor controla la cuenta hasta que el menor alcanza la mayoría de edad. El menor puede tomar control de la cuenta cuando se convierte en adulto, que, dependiendo del estado, puede ser a los 18 o 21 años.

Fideicomisos

Los fideicomisos son figuras legales establecidas para controlar los bienes incluidos en un fideicomiso a la muerte de uno o más de los fideicomisarios, es decir, aquellas personas que administran el patrimonio de otra persona. Los fideicomisos se utilizan para evitar el proceso de sucesión, y en su lugar tienen instrucciones específicas para designar a uno o más fideicomisarios sucesores para organizar y distribuir el dinero, los activos y los bienes.

Cuentas de un solo propietario

Una empresa de propietario único es una entidad comercial simple propiedad de una sola persona. Una cuenta para este tipo de empresa generalmente se abre para separar los depósitos y gastos del negocio de los usos personales, lo que puede ayudar a mantener las operaciones organizadas. La empresa utiliza el número de identificación fiscal del propietario y presenta una declaración de impuestos individual que incluye las deducciones y los ingresos gravables resultantes de la operación de la empresa.

Corporaciones o compañías de responsabilidad limitada

Las cuentas bancarias de corporativas o compañías de responsabilidad limitada (LLC por sus siglas en inglés) son entidades independientes separadas de los propietarios individuales. Estas cuentas bancarias para empresas se crean con el número de identificación del empleador y el nombre legal de la corporación o la LLC. La apertura de una cuenta suele requerir documentación relativa a la estructura de la empresa, su finalidad y las personas facultadas para controlar la cuenta.

×