Ventajas y desventajas del método de saldo decreciente

Escrito por David Rodeck última actualización: February 01, 2018
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El principio fiscal de correspondencia requiere que los costos de un activo deben de corresponder a los ingresos que genera. Esto significa que un negocio no puede deducir el costo completo de una inversión a largo plazo en el año de compra. Este es el concepto de depreciación. El método de saldo decreciente es un método sencillo de depreciación disponible para los negocios.

Depreciación

Cuando administras un negocio, puedes deducir los costos de administrarlo de tus ingresos totales para disminuir tu cuenta fiscal. Los gastos deben de pertenecer al año en que generaron el ingreso. La deducción de los costos de maquinaria, de edificios y otros bienes tangibles se conoce como depreciación. No está permitido que gastes todo el precio de compra del equipo en el año de la compra. Debes de prorratear el precio de compra durante toda la vida del bien para empatar los gastos a sus ingresos generados.

Método de saldo decreciente

El método de saldo decreciente es un método de depreciación aceptado por el Servicio Interno de Ingresos. Usando este método, un bien es considerado a depreciar de acuerdo con el porcentaje fijo por cada año. Un ejemplo sería un camión de US$100.000 que se deprecia por el 20% cada año. Este método reconoce una depreciación mayor en los primeros años al disminuir exponencialmente el saldo. El activo debe tener un último valor de recuperación al final de la depreciación cuando la vida del activo se considere terminada. De lo contrario, el cálculo será infinito mientras el cálculo nunca llegue a cero.

Ventajas

El método de reducción de saldo realiza una labor más realista de emparejar la depreciación de un activo a su ingreso generado. El equipo es más productivo cuando es nuevo y genera menor valor al pasar el tiempo. Al emparejar más la depreciación temprana, este método coincide mejor los costos con los ingresos. Este método implica un cálculo sencillo que es fácil de entender por los dueños de los negocios contrario a otros sistemas de depreciación más complicados.

Desventajas

Una importante desventaja del método de saldo decreciente es que solo puede usarse con activos que tendrán un valor de recuperación final. Debido a que un cálculo del porcentaje de un valor nunca llegará a ser cero, este cálculo solo puede usarse con activos que valen menos al final de su vida. El método de saldo decreciente también fuerza a un negocio a tomar su deducción de depreciación al principio de la vida del activo, que no puede corresponder a los ingresos del negocio.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images