Cómo preparar un estado de flujo de efectivo con el método indirecto

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: September 19, 2018

El estado de flujo de efectivo, es uno de los estados financieros de una compañía que junto al balance general y el estado de resultados, aportan información de vital importancia en el apoyo de toma de decisiones económicas y financieras.

El estado de flujo de efectivo, también es llamado estado de flujo de caja o “Cash Flow” como se conoce en inglés. Es una herramienta de análisis financiero de suma importancia pues devela o da a conocer la manera en que la empresa está generando el efectivo y hacia dónde lo está aplicando.

De acuerdo con lo publicado en Gerencie.com, el estado de flujo de efectivo es uno de los estados financieros más transparentes, no obstante demanda un conocimiento exhaustivo de los movimientos contables y financieros de la empresa.

Te puede interesar: ¿Cómo analizar un estado de flujos de efectivo?

¿Cómo se define el estado de flujos de efectivo?

El estado de flujo de efectivo, es uno de los estados financieros de una compañía que ofrece el detalle del origen y la aplicación de los fondos, es decir presenta los detalles desde dónde se genera el efectivo y hacia dónde se está dirigiendo.

La presentación formalmente aceptada para un estado de flujo de efectivo, divide las actividades que proveen o usan fondos de efectivo de una organización en tres tipos: Actividades operacionales, actividades de inversión y finalmente actividades de financiamiento.

El estado de flujo de efectivo parte del principio de cómo las distintas cuentas contables afectan la partida “caja.” En el entendimiento de que un aumento en un activo implica una salida de caja, mientras que un aumento del pasivo o del patrimonio implica una entrada a la caja.

Por ejemplo: si se compra un mobiliario de contado, es una salida de caja o banco, si se recibe un préstamo de corto plazo en una entrada a caja o a bancos.

En síntesis, el estado de flujo de efectivo, resume, clasifica y expone las distintas fuentes y los usos del efectivo por parte de una empresa.

No dejes de leer: ¿Por qué puede una empresa tener un flujo de caja positivo y dirigirse a problemas financieros?

Métodos para presentar el flujo de efectivo

Hay dos formas de elaborar un flujo de efectivo que son el método directo y el método indirecto. Ambos métodos logran el mismo resultado, pero se utilizan diferentes procedimientos para determinar el flujo de efectivo de las actividades operativas.

El Método Directo

Elaborar un flujo de efectivo con el método directo, consiste en términos generales en rehacer el estado de resultados, partiendo del principio de afectación de la caja, para determinar un flujo de efectivo por actividades de operación.

El método directo para presentar el flujo de efectivo requiere desagregar las partidas que afectan al flujo de fondos, como recaudación por ventas, intereses y dividendos, pagos a proveedores o compras, a empleados, pagos de impuestos, entre otros conceptos.

Este método exige reestructurar el plan de cuentas para recopilar la información en la manera en que debe presentarse. Por éste motivo según accountingtools.com, es poco usado y en su lugar se emplea el método indirecto.

¿Qué es el método indirecto?

El método indirecto para presentar el flujo de efectivo, aunque no ofrece el mismo detalle que brinda el método directo, es el más usado por su fácil estructuración en términos comparativos.

El método indirecto se deriva del balance general y del estado de resultados. Para su elaboración se requiere del Balance general de los dos últimos años y del estado de resultados del último año.

El método indirecto parte del ingreso neto, o resultado neto del último estado de resultados y lleva a cabo una serie de ajustes, adiciones o deducciones derivadas de los cambios de las partidas del balance general, para llegar al flujo de caja operacional. Veamos mejor el detalle del cálculo por ésta vía.

No dejes de leer: Diferencia entre el flujo de caja directo e indirecto

¿Cómo hacer un flujo de efectivo con el método indirecto?

Para iniciar la sección del flujo de efectivo para las actividades de operación, tomamos el ingreso neto del período desde el último estado de resultados.

Seguidamente, sumamos al beneficio neto las cantidades de las partidas del estado de resultados que no representan flujo de efectivo. Esto generalmente incluirá depreciaciones y amortizaciones.

Determina los cambios de las cuentas de capital de trabajo, incluyendo las cuentas por cobrar, los inventarios, los gastos pagados por anticipado, las cuentas por pagar a los proveedores. Recordemos que un aumento en el capital de trabajo demanda “caja” mientras que una disminución del capital de trabajo libera fondos.

En el estado de flujo de efectivo informa los cambios del efectivo a medida que aumenta o disminuye en cada categoría para el período y rubro que se examina.

La disminución en las cuentas de activos actuales se presentan como cifras positivas (caja provista) y el aumento de los activos corrientes son reportados como cifras negativas (caja usada).

Los cambios en el pasivo corriente sería lo opuesto, es decir, los aumentos se presentan como cifras positivas y las disminuciones se presentan en cifras negativas.

Sumar las cifras de los pasos anteriores se traduce en el efectivo provisto (+) o usado (-), en actividades de explotación u operacional.

Para preparar la sección sobre los flujos de efectivo por actividades inversión, analiza las cuentas de propiedad, planta y equipo, e inversión en el libro mayor, acorde al mismo principio de afectación de la caja.

En éste rubro se ofrece detalle de los desembolsos de efectivo, realizados para comprar una propiedad, planta y equipo o para realizar inversiones, y los ingresos en efectivo por la venta de propiedades, planta y equipo, y de la venta y el reembolso de las inversiones.

Igualmente un aumento en un activo consume caja, una disminución provee caja. Sucede al contrario con los pasivos y cuentas de patrimonio.

Para preparar la sección sobre los flujos de efectivo por actividades de financiamiento, analizaremos las cuentas de la deuda a largo plazo y del patrimonio en el libro mayor general y las variaciones de los dos últimos balances.

Informa los ingresos provenientes de préstamos u otras deudas, el producto de la emisión de acciones y los dividendos como ingresos en efectivo, así como las salidas de caja por pago de deudas.

En la parte inferior del estado de flujo de efectivo, sumamos el efectivo generado o utilizado en operación, inversión y actividades de financiamiento y generamos el total neto de las tres secciones como el aumento o disminución neta de efectivo para el período.

Agrega o resta esta cantidad del balance abierto en efectivo al inicio del período, para llegar al balance final en efectivo.

Quizá el saldo final de efectivo, resultado final del flujo de caja, no es tan relevante como el detalle que ofrece a nivel del uso y aplicación de fondos.

Una empresa sana genera un flujo operacional positivo y suficiente para acometer inversiones y honrar deudas.

Por el contrario una empresa con problemas financieros, se endeuda y liquida activos para cubrir déficit de capital de trabajo, visto como saldos negativos de flujo de caja operacional y saldos positivos en las actividades de inversión y financiación.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.