Efectos económicos de la política fiscal

Escrito por Dennis Hartman ; última actualización: February 01, 2018
Comstock/Comstock/Getty Images

La política fiscal de un gobierno consiste en la suma de sus decisiones financieras, muchas de las cuales afectan la economía de forma directa y significativa. Los gobiernos utilizan la política fiscal para promover sus planes sociales, económicos y de seguridad. Los efectos económicos teóricos de una política fiscal pueden tomar muchas formas, de las cuales sólo algunas hacen parte de la intención original de una política particular.

Impuestos

Una de las formas más directas y comunes en que una política fiscal afecta la economía es cambiando su estructura impositiva. Los gobiernos controlan los códigos de impuestos, que les dan la facultad de alterar las políticas impositivas en un intento de alcanzar metas distantes. Por ejemplo, como parte de su política fiscal, el gobierno puede optar por reducir las tasas de impuestos para familias de bajos ingresos, dejando más dinero para satisfacer sus necesidades básicas y permitiendo que el gobierno reduzca el dinero que gasta en programas sociales y de bienestar. Una medida de este tipo afectaría a los contribuyentes de todos los niveles, ya sea reduciendo su tasa de impuestos directamente o alterando el ingreso y gasto del gobierno.

Tasas de empleo

Los gobiernos se comprometen a muchos actos de política fiscal, como esfuerzos para crear empleos o motivar a las empresas a contratar más empleados. La política fiscal puede tener este amplio efecto económico en diversas formas. Por ejemplo, un gobierno puede ofrecer un crédito en impuestos por cada nuevo empleado de tiempo completo que una empresa contrate, generando un incentivo para la contratación. Alternativamente, el gobierno puede reducir las tasas de impuestos a la riqueza, dejando a los propietarios de pequeños negocios con más dinero para invertir en elementos como sus nóminas.

Gasto del consumidor

El gasto del consumidor hace referencia al poder adquisitivo que los consumidores tienen en una economía, y cómo eligen ejercer este poder. Un gobierno puede elegir una política fiscal que consista en menores tasas de interés y devoluciones de impuestos a los consumidores, facilitando que la gente se endeude y gaste dinero en compras necesarias y discrecionales. Esto, a su vez, proporciona mayores ganancias para los vendedores y resulta en un crecimiento más rápido, y más ingresos para el gobierno, en forma de impuestos sobre las ventas e impuestos sobre las ganancias.

Inversión

Las políticas fiscales también afectan la manera en que las personas y los negocios invierten su dinero. Cuando un gobierno aumenta los créditos tributarios para ciertos tipos de inversiones, como en energías alternativas, está brindando incentivos adicionales a los inversionistas para que pongan su dinero en estos negocios en vez de otros. Las deducciones de impuestos para pérdidas de inversión permite a las personas y negocios invertir de manera más agresiva, mientras que las regulaciones de mercado complican el proceso de inversión, pero también generan un ambiente potencialmente más seguro para los consumidores.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Comstock/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article