Cómo diseñar un concurso de ventas

Escrito por Robin Noelle última actualización: February 01, 2018
Noel Hendrickson/Photodisc/Getty Images

Los concursos de ventas han sido motivadores para los vendedores durante muchos años. Utilizado correctamente, un concurso divertido e interesante puede levantar el ánimo y el rendimiento de los empleados deslucidos. La eficacia de tu concurso de ventas depende de qué motive a tus empleados. Siempre es una buena idea pedir sugerencias para diseñar los premios a otorgar. Tus empleados pueden no ser motivados por el dinero, ya que preferirían tener algo de tiempo laboral flexible u otras recompensas no monetarias.

Fija un objetivo para el concurso. ¿Quieres deshacerte artículos de liquidación? ¿Vender nuevos productos? ¿Aumentar los clientes? Asegúrate de que tus objetivos sean alcanzables.

Evalúa tus metas con el sistema SMART ( en inglés por las siglas de specific, measurable, attainable, realisitic, timely, cuyas traducciones se traducen a continuación). ¿Son concretos? ¿Medibles? ¿Alcanzables? ¿Realista? ¿Oportunos?

Diseña niveles para los logros. Es más divertido para los empleados si hay suspenso involucrado y cualquiera puede ganar. Al establecer varios niveles, te aseguras de que más personas se sientan motivadas a participar. Por ejemplo, fijar metas para la mayoría de nuevos clientes ganados y que la primera persona en alcanzar el nivel de ventas monetario tenga más oportunidades de ganar.

Designa premios de diferentes tipos. No todo el mundo se motiva con lo mismo. El uso de diferentes premios para diferentes logros le dará diferentes objetivos a las personas para esforzarse. Además del dinero, los premios pueden ser mercancía (una máquina de café o certificados de regalo), viajes (un fin de semana en algún lugar cercano o un viaje muy lejos) o privilegios especiales (horario flexible, vacaciones adicionales).

Haz que todos se sienta ganadores. No tengas sólo uno o dos grandes premios que sean para las personas que más vendieron. Esto deja al resto del personal resentido y excluido. Ten premios más pequeños para los participantes o un premio de grupo como un almuerzo especial, para así premiar a todos los que se esforzaron por lograr los objetivos.

Dale seguimiento a tu progreso. Dispón de un sistema de seguimiento donde todos puedan ver el progreso hacia las metas. Por ejemplo, crea una tabla grande y cuélgala en la sala de descanso de los empleados.

Establece un límite de tiempo. Seis semanas es un buen período de tiempo para un concurso de ventas, pero puedes elegir cualquier ventana temporal, siempre y cuando haya una fecha de inicio y una de finalización que no esté demasiado alejada de la primera.

Mantén la energía y el compromiso en alto, promocionando tu concurso siempre que sea razonable, como en las reuniones de empleados, los cafés matutinos y las reuniones de grupo.

Consejos

Haz que el concurso sea justo, de modo que nadie tenga una ventaja al inicio y mantenlo simple para que todos entiendan de qué se trata.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Noel Hendrickson/Photodisc/Getty Images