Cómo calcular el promedio de un inventario

Escrito por Macarena Fernandes Diaz última actualización: June 27, 2018

En términos generales, el inventario, es todo lo que la empresa posee almacenado o en estanterías para una posterior venta. Es decir, sus mercancías, ya sean de productos terminados, de productos en proceso o de materias primas e insumos.

Aunque existen algunos inventarios que no necesariamente se destinan a la venta, sino al consumo de la empresa como enseres de oficina, repuestos para equipos y maquinaria, productos de aseo y limpieza de las instalaciones, entre otros. No son tan importantes como el inventario de mercancías, sin embargo, también requieren de gestión y seguimiento.

La gestión o el control del inventario, es algo de suma importancia para el bienestar operativo y financiero de la empresa. Una buena gestión del inventario es la responsable de que los procesos no se vean interrumpidos por faltantes de insumos o evita clientes molestos por falta de mercancía.

Asimismo la correcta gestión de inventarios, asegura la adecuada rotación de los mismos evitando obsolescencias, caducidad o excesos de dinero estancado en mercancías que no se venden.

El inventario, es una de las partidas de más importancia dentro de la empresa, de a que hay que tener precisión en los estados financieros. Es capital invertido que se debe optimizar, sobre todo para empresas industriales o comerciales.

Una adecuada gestión del inventario implica:

  • Conocer los niveles óptimos de cada ítem a mantener en existencia.
  • La correcta ubicación de los mismos para fácil acceso o disposición.
  • Su adecuado registro, ingreso, egreso y actualización es decir, trazabilidad.
  • El cálculo de los niveles promedio.
  • Su recepción, tratamiento y almacenamiento.
  • Fijar puntos de reordenes, esto es cuándo colocar el pedido y en qué cantidad.
  • Otras acciones que aseguren costos bajos y cantidades óptimas.

Todo lo anterior es responsabilidad de un gerente de almacén o gerente de producción.

El promedio del inventario, se utiliza en varios indicadores financieros, tales como las compras promedio, el costo de bienes vendidos, la rotación o los días que tarda en reponerse o días del inventario.

Los analistas basan parte de sus valoraciones de una empresa mediante el uso de estos ratios financieros, lo que hace la necesidad de información exacta sobre el volumen de inventario, tanto para los inversionistas actuales, como potenciales financistas y acreedores.

No dejes de leer: ¿Qué es un sistema de inventario periódico?

Calcular el promedio de un inventario

Elige el método de cálculo del inventario que será reflejado en el Balance General y en el Estado de Resultados.

Hay dos métodos que se pueden utilizar para calcular el promedio de un inventario. El primero es levantar el inventario físico al comienzo y al final de un período determinado, generalmente un año. Corresponde al método del inventario periódico.

El otro método de cálculo del inventario, procura mantener un stock en tiempo real y se conoce como método de inventario perpetuo o continuo.

Aplicando el método del inventario periódico, puedes calcular el promedio del inventario sobre la base del inventario inicial y el inventario final.

Ten en cuenta el valor de tu inventario a principios del año y en el último inventario a fin de año. Lo más prudente es que levantes tu inventario final mediante revisión en físico.

Determina estos totales y divide por dos. El resultado será el promedio de inventario anual. Este es el primer método que puedes utilizar, y funciona bien para las empresas con muy poca fluctuación en el inventario anual.

El sistema de inventario continuo, se vale de un inventario inicial y del registro de toda transacción de compra o de venta para actualizar el inventario, para ello es necesario la implementación de un sistema computarizado o código de barras.

Aunque resulta costoso de implementar, con el sistema de inventarios perpetuo, el costo de los bienes vendidos se tendrá a la mano en todo momento. Esta metodología exige llevar un libro de inventarios por separado que contiene información sobre los costos de pedidos, las compras y el inventario a mano.

Si la empresa está comenzando y tiene pocos productos para venta, es prudente tener un sistema de inventario periódico, menos costoso y fácil de llevar. Se puede actualizar mensual o trimestralmente.

En la medida en que el negocio crezca y aumenten las ventas y la operatividad, lo prudente es automatizarse y migrar a un sistema de inventario continuo.

Si tu inventario fluctúa significativamente durante el año, y no deseas migrar al inventario perpetuo, lo mínimo es que lleves un método de inventario periódico de medición mensual para el promedio del inventario.

Si el total de tu inventario tiene muy pocas fluctuaciones, puedes mantener una revisión trimestral, semestral o anual.

Si cambias de método, lo más común de periódico a continuo. Debes tenerlo en cuenta en tu balance y demás estados financieros, vía nota explicativa, para que los inversores y otros usuarios de la información contable sean conscientes del cambio y cualquier variación abrupta en el volumen del inventario.

Si quieres ahondar en estos contenidos y otras prácticas contables, el sitio web accountingcoach.com del ​​CPA, MBA y catedrático Harold Averkamp es un excelente recurso.

Te puede interesar: Ejemplos de los controles internos de los inventarios

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.