Cómo calcular el análisis horizontal en un balance general

Escrito por Ana P. Ferrari última actualización: September 28, 2018

Los estados financieros pueden ser objeto de dos formas de análisis: análisis vertical y horizontal En una se busca comprobar si en la empresa los activos se han distribuido de manera equitativa y según las necesidades, mientras que en la otra forma analítica se pretende visualizar si la empresa ha tenido una buena marcha o no. Estos son el análisis vertical y horizontal en un balance general.

En consecuencia, el análisis vertical y horizontal ofrecen dos perspectivas desde las cuales pueden ser analizados los estados financieros y desde cada una se obtienen resultados diferentes.

Por ejemplo, si se aplica el análisis horizontal a un balance general podrá verse el incremento o decremento de las cuentas dentro de un período determinado, mientras que el análisis vertical permitirá ver el peso que tiene cada cuenta.

Te puede interesar: Las ventajas y desventajas de los análisis de estados financieros

¿Qué es un análisis horizontal?

Para tratar de indagar en qué es un análisis horizontal se debe acudir preferiblemente para lo que sirve, puesto que una de sus ventajas es que ayuda a precisar los cambios que ha experimentado la organización y determinar si estos han sido positivos o no.

Es muy importante este tipo de análisis en la actualidad porque en el mundo cambiante que se vive se debe estar atento a la forma como estas modificaciones pueden estar afectando a la empresa.

Llevar a cabo un análisis horizontal posibilita la determinación de las causas que han provocado los cambios organizacionales y probablemente las consecuencias que se han generado debido a estas modificaciones.

Uno de los aspectos positivos de este tipo de análisis es que sus resultados son comparables con las expectativas de crecimiento y los indicadores de desempeño que se han establecido, y de esta forma poder decir si la empresa ha sido eficiente o no en cuanto a la administración de sus recursos.

En otras palabras, el análisis horizontal ofrece la visión del escenario económico que ha transitado la empresa y la forma como se ha comportado.

Pero esta visión no queda en el simple plano contemplativo porque la información obtenida puede servir de punto inicial para tomar las medidas necesarias, ya sea para seguir el camino que marcan los cambios o mejorar las condiciones organizacionales en caso de estar siendo afectada.

Uno de las ventajas es que con esta información producida durante este análisis horizontal se pueden realizar proyecciones y la fijación de nuevas metas, acciones que responderán a la intención de atender a las debilidades y mantener las fortalezas.

Precisamente en cuanto a las fortalezas encontradas, otra gran utilidad que ofrece el análisis horizontal es la adopción de estrategias para el aprovechamiento de estas fortalezas.

Sigue leyendo: Propósito del análisis financiero

¿Cómo se calcula un análisis horizontal?

Una vez definido sobre lo qué es un análisis horizontal y para qué sirve resta precisar como se construye esta herramienta de análisis financiera.

La realización de un análisis horizontal comienza con la disponibilidad de dos estados financieros correspondientes a dos períodos respectivos.

Una vez que se dispone de esta información se registran en dos columnas los respectivos valores correspondientes a cada cuenta, representado cada una de estas columnas un año o período.

En una tercera columna denominada de variación absoluta se deben indicar los incrementos o decrementos que se han tenido en cada cuenta, esto se realiza mediante la simple sustracción de los valores antiguos a los valores más recientes.

Posteriormente, en una cuarta columna que corresponderá a la variación relativa se colocarán en forma de porcentaje los incrementos o decrementos que se registraron en la tercera columna. Esto se efectúa dividiendo cada uno de los valores de la tercera columna entre el valor que se registró en el período anterior y luego se multiplica por 100.

Estos valores que se han obtenido y que pueden apreciarse en las columnas construidas dibujan un escenario de la estabilidad que ofrece la organización ante los cambios; sin embargo, es conveniente que esta información sea complementada con los resultados que se obtengan del análisis vertical así como la proveniente de los diferentes indicadores financieros.

Esta complementariedad entre los dos análisis, análisis vertical y horizontal, allanarán el camino para arribar a una conclusión más definitiva y aproximada a la realidad financiera de la organización, resultando esto en una mejor situación para la toma de decisiones.

No dejes de leer: Indicadores financieros claves para analizar las fortalezas de una empresa

Referencias

  • Financial Accounting: Tools for Business Decision Making; Paul Kimmel, Jerry Weygandt and Donald Kieso; York, PA: Wiley; 2004. (Contabilidad financiera: Herramientas para la toma de decisiones de negocios; Paul Kimmel, Jerry Weygandt y Donald Kieso; York, PA: Wiley; 2004)

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.