Cómo hacer una funda de almohadón con cierre

Los almohadones o cojines agregan comodidad y textura a los asientos en toda la casa. También puedes añadir un toque de color a una habitación. Cuando tu decoración empieza a verse vieja y cansada, poner una nueva cubierta en los cojines puede darle nueva vida. Las fundas de almohada son baratas de hacer y, cuando se hacen con un cierre, se puede quitar y lavar en la lavadora.

Mide el largo y ancho del almohadón usando una cinta métrica.

Corta dos pedazos de tela que sean 1 pulgada (2,5 cm) más anchos y 1 pulgada más largos que el almohadón.

Extiende las dos telas directamente una sobre la otra, con los derechos de la tela junta.

Cose juntos los pedazos de tela por tres bordes con un margen de costura de 0,25 pulgadas (0,6 cm), dejando el cuarto borde abierto.

Dobla el cuarto borde de cada pieza en media pulgada (1,2 cm) y dobla.

Abre el cierre y sujeta cada lado con alfileres a los lados doblados del extremo abierto de la funda, teniendo cuidado de que el frente del cierre esté de cara al almohadón.

Cose el cierre a la funda de almohada, sacando los alfileres mientras coses, y da vuelta la funda.

×