Cómo escribir una carta de agravio/queja de trabajo

Los empleados tienen derecho a presentar quejas, formalmente llamados agravios, sobre situaciones en el trabajo. La mayoría de los agravios van a los más altos cargos de la compañía o al departamento de recursos humanos, pero puede que tengas que presentar el agravio a través de un sindicato si eres miembro de uno. Si el problema es serio, presentar un agravio es a menudo uno de los primeros pasos para emprender acciones legales. A pesar de que muchas compañías tienen formularios para los agravios, a menudo tienes que escribir una carta para presentar una queja formal. El estilo de la carta es importante para asegurar que consigues dar tu versión y la información necesaria.

Recoge documentación de la queja incluyendo informes de incidentes, revisiones de rendimiento y declaraciones de gente de la compañía que tienen conocimiento del problema. Escribe los nombres y la información de contacto de esas personas.

Pon tu nombre, la fecha y, si es pertinente, tu número de empleado en el encabezamiento de la página. Dirige la carta al departamento del encargado o a cualquiera que lleve los agravios en la compañía.

Usa la documentación que recogiste en el primer paso para dar los detalles de tu agravio en el primer párrafo. No introduzcas tus sentimientos en la queja; simplemente declara los hechos. Incluye la fecha, o fechas, del problema y la lista de nombres e información de contacto de la gente que puede corroborar tu historia. Si el problema es una violación de tu contrato laboral, cita la cláusula que fue violada.

Dile a la compañía cómo quieres resolver el problema en el segundo párrafo. Tu resolución debería ser justa para todas las partes e incluir sugerencias de cómo implementar la solución. Si no sabes exactamente qué quieres, deja saber a la compañía que estás abierto a negociaciones.

Pon tu información de contacto en el pie de la carta. Fírmala y haz una copia para tu registro.

×