15 trabajos en casa para mujeres

Hasta hace pocos años, se consideraba que el único trabajo que una mujer podía realizar en su hogar era el de ama de casa y la crianza de los hijos. Sin embargo, hoy en día se sabe que hay trabajos en casa para mujeres para obtener un poco de dinero extra. La realidad es que millones de mujeres en Estados Unidos y el resto del mundo, sin importar su nivel de formación profesional, ocupan trabajos en casa iguales o mejores que los que realizan en una oficina, fábrica o lugar alejadas de su hogar.

Hay muchos trabajos en casa para mujeres que les permiten ganar dinero sin salir a la ciudad.

La penetración y uso masivo de internet, redes de telefonía y otros medios de comunicación modernos han roto prácticamente las fronteras que diferencian el hogar del sitio de trabajo tradicional, y ha llevado también a un aumento, no solo en cantidad, sino también en diversidad, en los trabajos en casa para mujeres. ¡Sigue leyendo para conocer algunas de las opciones disponibles!

Opciones de trabajos en casa para mujeres

Para millones de mujeres en el mundo entero, trabajar desde la casa es una oportunidad excelente de obtener ingresos pasivos de manera eficiente, obtener mejores trabajos, reducir gastos de alimentación y transporte y mejorar su comodidad a la hora de obtener un sustento, además de disfrutar de ser su propio jefe.

Los trabajos en casa para mujeres no discriminan edad ni estilos de vida. Puedes hacerlos tanto si eres una joven que se inicia en el terreno laboral o una jubilada/pensionada que quiere seguir aprovechando la experiencia de toda una vida.

Los trabajos para mujeres en casa consisten principalmente en oficios que se realizan a través de Internet, o en línea. Sin embargo, hay muchos que solo requieren un pequeño espacio, un escritorio y algunos pocos implementos, en algún rincón de tu vivienda. La oferta es muy variada e incluye desde el marketing y las finanzas hasta el área de la tecnología, salud, educación y literatura, marketing digital, entre muchos otros temas.

Además, los trabajos en casa para mujeres tienen horarios flexibles, puedes hacerlos en tu tiempo libre, y da mejor control sobre el tiempo a utilizar y las ganancias a obtener. Sobre todo te permiten hacer algo que en verdad disfrutas.

Vamos a repasar quince de estas posibilidades para damas. Empezaremos explorando las que utilizan internet como herramienta principal y luego veremos algunas que no lo necesitan. Tal vez podrías encontrar tu trabajo ideal.

Lee también: Cómo armar cosas en casa por dinero

1. Representante de servicio telefónico de atención al cliente

La satisfacción y atención post-venta de sus clientes es prioridad máxima para las grandes empresas mundiales. Para esto, se contrata a miles de hombres y mujeres para que desde su casa atiendan por vía telefónica a los clientes que desean hacer pedidos de productos o solicitar servicios, además de encargarse de promover nuevos productos o servicios llamando a clientes actuales o nuevos clientes potenciales. La ventaja de este tipo de trabajo es que solo se necesita disponer de una línea telefónica, una computadora y una conexión a internet.

2. Clases en línea

En la última década ha crecido exponencialmente el servicio de tutorías en línea para estudiantes, ofrecidos por tutores o personas expertas en determinadas materias académicas, haciéndolo en formato de trabajo remoto.

Como tutora en línea, ayudarás a tus alumnos en los estudios de sus materias o trabajos asignados. Según tu nivel de preparación académica previa, puedes ser tutora tanto de estudiantes de primaria como de jóvenes o adultos que cursan estudios universitarios. Las materias que más solicitan tutorías en línea son las relacionadas con las matemáticas, las ciencias y los idiomas.

Este tipo de trabajo se puede conseguir a través de portales especializados donde te puedes registrar para ofrecer tus servicios, convirtiéndote en una “freelancer” o trabajadora a destajo. Fiverr y Upwork son algunos ejemplos de estos portales especializados. En estos portales, los interesados te podrán encontrar a través del uso de palabras clave, verán tus credenciales, solicitarán el servicio que necesitan y fijarán el precio a pagar y tiempo de duración de la tutoría. Una vez acordados los términos, solo resta ejecutar la tutoría y al terminar la misma recibirás el pago acordado, menos algún recargo que el portal cobrará por su papel como intermediario.

También puedes ofrecer estos servicios en páginas dedicadas al apoyo académico en universidades, colegios y asociaciones educativas, si así lo prefieres. Tan solo necesitas una computadora, una conexión a internet y tiempo disponible para dar la tutoría a quienes te lo soliciten, todo desde tu hogar.

3. Servicios de traducción

Si hablas con fluidez dos o más idiomas, tienes una gran oportunidad de encontrar una fuente de ingresos que puedes atender desde tu casa. Debido al fuerte intercambio de información técnica, académica y comercial entre países de todos los continentes, se necesita traducir constantemente gran cantidad de material escrito y podrías recibir numerosas ofertas de empleo en este ramo. Generalmente, consiste en la traducción de archivos de audio o transcripción de documentos impresos de un idioma a otro, ya sea en línea o sentada en tu escritorio en casa.

La traducción de documentos es uno de los trabajos con más rápido crecimiento y una de las profesiones más lucrativas para trabajar desde casa. Además de ofertas publicadas en periódicos, esta actividad es muy buscada en los portales de “freelancers”, donde conviene que te registres para ofrecer tus servicios. También podrás hacer uso de plataformas como LinkedIn para darte a conocer.

4. Diseño de sitio web

Los desarrolladores web a menudo son contratados por empresas especializadas en la creación de páginas, codificación y mantenimiento de plantillas con contenido multimedia y de texto. Si tienes dominio del lenguaje HTML y de otras formas de programación de páginas web, puedes trabajar desde tu casa y recibir ingresos muy lucrativos.

Este es un campo que se ha vuelto muy competitivo debido a que cada vez más empresas desean tener presencia en internet y necesitan diseñar y actualizar sus páginas web constantemente.

5. Transcripción de informes médicos

Los transcriptores médicos son personas que se encargan de mecanografiar o pasar a computadora informes y estudios elaborados a pacientes bajo tratamiento por parte de profesionales de la medicina o terapeutas. Esta información es requerida por las compañías de seguros en EE.UU. para actualizar el historial de cada asegurado y determinar los pagos que se harán de las pólizas contratadas por ellos. Si tienes habilidad en la mecanografía y estás familiarizada con la terminología médica, esta puede ser una excelente fuente de empleo para ti, a realizar desde tu casa.

6. Escritura y edición

La edición y elaboración de contenidos se ha convertido en una de las mayores fuentes de empleo desde casa en los últimos 10 años. La elaboración de ebooks o libros electrónicos también entra en este terreno y es muy rentable. .

Si tienes experiencia como periodista o excelentes cualidades como redactora, esta es una gran oportunidad laboral para hacer desde tu casa. Tener conocimientos acerca de la optimización SEO, podría ayudarte a conseguir más ofertas de trabajo.

Miles de empresas que ofrecen contenidos en línea contratan a escritores y editores para que elaboren todo tipo de artículos, reportajes, análisis y otros trabajos. Los temas a redactar van desde la informática, hasta la salud, deporte, literatura, finanzas, noticias, moda y todo tipo de información relacionada con la vida diaria de la gente.

Aunque los pagos ofrecidos en este sector no son tan altos, la gran ventaja es que solo necesitas una computadora para trabajar desde tu hogar en este tipo de actividad. Los portales de “freelancers” son un excelente medio para conseguir este tipo de trabajos.

7. Servicios de contabilidad

Las pequeñas empresas suelen contratar a contadores independientes para que se encarguen de la gestión de nómina e impuestos. Los contadores públicos pueden trabajar preparando declaraciones anuales de impuestos para personas y empresas. Si tienes experiencia o certificación en el área de la contabilidad, puedes trabajar desde tu casa ofreciendo este tipo de servicios a personas o empresas que lo necesiten.

Por supuesto, los honorarios los fijarás tú misma y por lo tanto, tendrás más control sobre los ingresos que esperas obtener por esta actividad, en comparación con un empleo fijo en una oficina de contabilidad.

Quizás te interesa: Cosas que necesitas saber para ser un contador

8. Asistente virtual

Las pequeñas empresas que no pueden contratar empleados de tiempo completo suelen contratar asistentes virtuales. Las mujeres son perfectas para este tipo de tareas por su mayor capacidad para atender los detalles, pues una asistente virtual debe realizar tareas como concertar citas, cobrar facturas vencidas, preparar eventos y hacer reservaciones en restaurantes. Una línea telefónica móvil o fija y una computadora con conexión a internet son lo único que se necesita para poder desempeñarte como asistente virtual.

9. Promocionar en Instagram productos y servicios

Las redes sociales se han convertido en un campo excelente para la publicidad. Redes como Instagram te dan la oportunidad de promover productos, comercios o marcas de grandes compañías, que menciones en tu red social, sobre todo si tienes miles de seguidores en tu cuenta. Mientras más seguidores tengas, más te pagarán por promover productos o servicios de los patrocinantes. Muchas pequeñas y medianas empresas prefieren esta forma de publicidad que gastar miles de dólares o euros en campañas por prensa y televisión.

10. Community manager o gestión de redes sociales

Si sabes cómo funcionan las plataformas de redes sociales, tienes conocimiento de marketing, habilidades de comunicación y destreza para el copywriting, gestionar las redes sociales de otras personas o empresas puede ser el trabajo para ti. Como community manager harás publicaciones indicadas por el cliente y atenderás la sección de comentarios de las diferentes publicaciones, mientras que como gestor de redes sociales también habrás de diseñar toda la campaña de publicidad y atender todo lo relacionado a las redes y la comunidad que se está creando en torno a tu cliente. Para conseguir este trabajo puedes entrar a plataformas de “freelancers” o hacerte publicidad entre tus conocidos. Tener un portafolio podría facilitarte obtener clientes.

11. Diseñadora gráfica

Puedes sacarle provecho a tus habilidades para dibujar con esta actividad. Si tienes conocimiento de algunos programas de computadora para dibujar o diseñar, como Adobe Illustrator o Adobe Photoshop, puedes ofrecer tus servicios para darle una identidad visual a libros, revistas, sitios web, publicidad, productos y muchas cosas más. Necesitarás una computadora capaz de soportar dichos programas y mucha creatividad. El diseño es una actividad artística que ayuda a posicionar la marca de un producto o empresa y aporta unidad a la compañía, pues se cuida el estilo y la imagen. Si eres creativa, conoces todo sobre técnicas y colores, cuentas con buen gusto y ojo crítico y tienes la versatilidad de trabajar en varios proyectos a la vez, este trabajo es ideal para ti.

12. Cuidado de niños y guardería en casa

El cuidado de niños es uno de los trabajos en casa para mujeres que no requieren trabajar en línea. Los padres que trabajan siempre necesitan de personas confiables que cuiden a sus hijos y para esto buscan a personas formadas en educación infantil o certificadas para la atención de menores. Si tienes licencia aprobada por el gobierno y referencias personales y profesionales comprobables, siempre tendrás oportunidades de empleo en el cuidado de niños. En este caso, solo necesitas contar con un espacio habilitado en tu casa para que los niños tengan donde jugar, estudiar, alimentarse y descansar durante las horas que estarán bajo tus cuidados.

13. Repostería en casa

Preparar manjares para tus amigos y familiares puede darte entrada en un negocio que te dará un ingreso extra. Vender pasteles y postres es una buena idea si eres buena en la cocina. Para este trabajo no es obligatorio tener una conexión de internet y lo único que necesitas es tener una cocina con los implementos básicos para hornear deliciosos pasteles, galletas, cupcakes y más.Para este tipo de negocios puedes utilizar una aplicación para celular como Whatsapp para encontrar clientes y darte a conocer.

14. Guardería de mascotas

Si te gusta convivir con animales, puedes ofrecer una guardería para mascotas en tu casa. Asegúrate de tener un espacio adecuado en tu casa si quieres ofrecer este servicio dentro de tu residencia. Toma en cuenta que las mascotas ocupan un espacio para dormir, un lugar de juego, el lugar del baño, y el lugar donde tomarán las comidas.

Piensa qué clase de animales puedes tener en tu casa y considera si aceptarás, por ejemplo, perros y gatos, o solo perros o solo gatos u otro tipo de animales. Tendrás que encargarte de su bienestar y seguridad.

15. Modista y arreglo de ropa

El hilo y la aguja pueden ser tus aliados para hacer trabajos de costura y manualidades desde casa. Si tienes implementos como tijeras y una máquina de coser, puedes ofrecer trabajos de costura y sastrería. La clase de trabajo que puedes llevar a cabo, dependerá de tus habilidades. Puedes tomar un curso y así ampliar el catálogo de tus servicios. Este trabajo te permite permanecer sentada la mayor parte del tiempo, así que si tienes problemas de movilidad o estás embarazada, este trabajo podría ser perfecto para ti.

Medidas de seguridad que debes tener antes de trabajar en casa

Aunque trabajar desde tu casa, sobre todo si es por internet, es algo muy atractivo y cómodo, siempre debes tener en cuenta un mínimo de medidas de seguridad. Revisa y analiza bien las ofertas de empleo que se presentan para detectar cualquier posible intento de estafa o engaño.

Se estima que por cada oferta legítima de empleo en internet hay entre 50 a 100 ofertas falsas o que buscan estafar a personas necesitadas. Las mujeres suelen ser víctimas frecuentes de este tipo de ofertas falsas, por lo que debes revisar bien las credenciales de los sitios donde buscas trabajos para mujeres en casa.

Preguntas frecuentes

¿Necesito tener experiencia para trabajar en casa?

Es recomendable que tengas alguna experiencia en el campo de trabajo al que quieres integrarte. No se requiere que seas una experta, pero al menos deberás tener nociones claras de lo que tus clientes esperan de ti. Siempre puedes tomar cursos, obtener alguna formación técnica o incluso ver una buena cantidad de tutoriales en línea.

¿Qué tanto tengo que invertir en el lugar de mi casa donde voy a trabajar?

En algunos casos, es posible que tengas que realizar algunas adecuaciones a tu casa para poder ofrecer tus servicios. Por ejemplo, si quieres cuidar niños deberás tener un espacio limpio para que jueguen, coman y descansen. En caso de la costura quizá sea necesario tener un espacio en donde tus clientes puedan probarse la ropa. Para la repostería necesitarás una cocina limpia con horno y otros implementos. No inviertas demasiado al principio, y haz crecer tu espacio de trabajo conforme vayas teniendo más clientes.

×