Ventajas y desventajas de emitir bonos en lugar de capitalizar acciones

Escrito por Walter Johnson ; última actualización: February 01, 2018
Comstock/Comstock/Getty Images

La venta de acciones es una gran manera de aumentar tu capital. Una acción representa una pequeña porción de una empresa. Si a la empresa le va bien, los accionistas obtienen dividendos; si a la empresa le va mal, la acción cae en valor. Los bonos son una deuda. Los inversores entregan dinero a la empresa y, a cambio, obtienen un reconocimiento de deuda. La empresa entonces le paga una tasa fija -si esa es la naturaleza del bono- de nuevo a los inversores. Éstos son los dos principales medios de obtención de capital.

Características

Los bonos permiten que una compañía pueda obtener dinero sin dar ningún tipo de control a los inversionistas. En general, los bonos se consideran una inversión segura, en parte debido a su previsibilidad, y son bastante fáciles de vender. Una empresa con una buena calificación respecto a sus bonos -básicamente, su historial crediticio- es siempre una apuesta segura.

Función

La recaudación de fondos es el propósito principal de los bonos. La empresa que recaude dinero de esta manera tiene que pagar el interés y el principio del bono. Esto ejerce un poco de presión sobre las empresas, y las que tienen dificultades pueden entrar en mora, dejando al tenedor de los bonos con un papel sin valor. Por otro lado, un bono es previsible y exige la misma cantidad a pagar cada mes o trimestre a los titulares. Por lo tanto, el pago puede ser presupuestado con mucha antelación. La previsibilidad del bono hace que encarar esta deuda sea más fácil que los precios variables de las acciones.

Beneficios

Las empresas pueden mejorar su calificación de crédito mediante la emisión de un número reducido y manejable de bonos. Si una empresa tiene problemas con el flujo de caja y con el rendimiento, la emisión de unos cuantos bonos puede hacer maravillas para la elevación de calificación crediticia de la compañía en el mercado de bonos. Esto aumentará la atención y la inversión que la empresa puede atraer.

Efectos

Aunque los bonos ponen a la empresa en deuda, esta puede ser beneficiosa. Sin embargo, si las tasas de interés suben y el bono no es un préstamo de interés fijo, la empresa estará en problemas, teniendo que pagar tanto el principio y una cantidad cada vez mayor de intereses. Los bonos de tasa fija están vinculados a una tasa de interés específica, lo que hace que sean más fácil de gestionar para una empresa. Las tasas variables significan que el bono se encuentra a merced del mercado y las fluctuaciones de los tipos de interés. Si no hay temor de picos de inflación o de tasa de interés, todas las formas de bonos son ventajosas. Pero si un país no es económicamente estable, entonces los bonos pueden ser una muy mala idea.

Consideraciones

La tasa de interés de los bonos de deuda es deducible de impuestos. Esta es una gran ventaja de la emisión de bonos. Técnicamente, las empresas no tienen que pagar dividendos sobre el capital social, ya que siempre puede utilizar ese dinero extra para ampliarse. Por supuesto, el precio es que la gente evitará invertir en tal empresa, ya que los inversores quieren ver dividendos. Por lo tanto, los dividendos variables son, en esencia, necesarios. El pago de dividendos no es deducible de impuestos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Comstock/Comstock/Getty Images
Cite this Article A tool to create a citation to reference this article Cite this Article