Cuáles son los impuestos a las ganancias en España

Escrito por Javier Palavecino última actualización: February 01, 2018
Jason Reed/Photodisc/Getty Images

El impuesto a las ganancias es una carga tributaria que se realiza sobre los ingresos y ganancias de las personas físicas y jurídicas. En el sistema tributario español existen tres tipos de esta clase de impuesto: el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre la Renta de no residentes y el Impuesto de Sociedades.

Impuesto sobre la Renta a Personas Físicas

Comstock Images/Stockbyte/Getty Images

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un tributo personal, progresivo y directo sobre los ingresos obtenidos en un año calendario natural por los residentes en el país. El tributo se aplica sobre las rentas provenientes del trabajo, del capital y de las actividades económicas. De acuerdo a la base imponible la tasa puede ser 0 o ir del 24 % al 43 %.

Impuesto sobre la Renta de no residentes

Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images

El Impuesto sobre la Renta de no residentes (IRNR) es un gravamen directo sobre los ingresos de cualquier naturaleza que hayan sido obtenidos en territorio español por las personas físicas y jurídicas no establecidas en el país. El gravamen aplicado es del 24 %. Asimismo, se contemplan tasas especiales por debajo de ese porcentaje para determinados rendimientos como ingresos provenientes de salarios por actividades temporales, pensiones, dividendos o ganancias patrimoniales.

Impuesto de sociedades

Creatas/Creatas/Getty Images

El Impuesto de sociedades (IS) es un tributo periódico, proporcional, directo y personal. Se aplica sobre los ingresos de las sociedades y personas jurídicas establecidas en todo el territorio español con excepción del País Vasco y Navarra. La tasa del impuesto para las grandes empresas es del 30 % y para las pequeñas y medianas empresas del 25 %.

Deducciones del impuesto a las ganancias

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

El sistema tributario español contempla algunos conceptos que pueden deducirse del pago del impuesto sobre la renta. Algunos ejemplos de deducciones pueden ser: compra de materias primas, productos semielaborados y bienes de capital para producir bienes finales, bienes de uso, primas de seguros, servicios y suministros o amortizaciones de inmuebles, entre otras.

Referencias

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.

Créditos fotográficos

  • Jason Reed/Photodisc/Getty Images