¿Cuáles son las funciones de un dispensador de agua?

Escrito por Macarena Cansino última actualización: December 20, 2019

El dispensador de agua no es un producto nuevo, pero sigue siendo uno de los más buscados en las tiendas. Y es que, estos equipos no solo cuentan con un diseño que combina a la perfección con cualquier estilo decorativo: también son versátiles, en especial en la oficina. Piensa que con un dispensador de agua a tu disposición, no tendrás que usar el microondas o el hervidor para obtener agua caliente y preparar un té o un café. Tampoco estás obligado a poner a enfriar en el refrigerador varias botellas de agua filtrada para refrescarte.

Por supuesto, las funciones de un dispensador de agua en funcionamiento van mucho más allá de calentar o enfriar líquidos. Veamos de qué se trata.

Sigue leyendo: Lista de equipamiento necesario para la cocina de un restaurante

¿Qué es y para qué sirve un dispensador de agua?

Se trata de un equipo que, como su nombre lo indica, proporciona agua apta para el consumo humano. Podría decirse que es una fuente de agua mineral, solo que creada por el hombre y con diseños, colores y acabados muy distintos entre sí.

De hecho, es considerado como uno de los dispositivos escalables más versátiles para la oficina porque maneja un amplio rango de capacidades que hace que pueda adaptarse al lugar de destino con facilidad. A fin de cuentas, no es lo mismo comprar un dispensador de agua para una oficina pequeña con 3-4 empleados que uno para 30 personas.

Ya sabes para qué sirve un dispensador de agua, pero, ¿de dónde proviene el agua? Esto dependerá del tipo de dispensador:

  • De una botella reemplazable, como un botellón de agua mineral de 20 L.
  • Desde una conexión con la tubería del agua del distrito, ciudad o municipio.

No dejes de ver: Pros y contras del negocio de máquinas expendedoras

¿Cómo funciona un dispensador de agua?

El funcionamiento de la mayoría de los dispensadores de agua es bastante sencillo. Al presionar -o activar- un botón o manija, los usuarios obtienen agua potable. Por supuesto, esto es solo la punta del iceberg porque la respuesta a cómo funciona un dispensador de agua -al menos, la técnica- es mucho más compleja y está estrechamente vinculada al tipo de dispensador.

Los dispensadores de agua sin conexión necesitan un botellón plástico con agua para poder proveer a los usuarios. El estándar que usan es una botella de 18-20 litros que se pone boca abajo y se ajusta al tanque del equipo.

Como el agua del envase ya está filtrada, este tipo de dispositivos no cuenta con sistemas de filtro. Al girar la perilla o presionar el botón, los usuarios obtienen el agua. Algunos de ellos incluyen sistemas de enfriamiento y calentamiento del agua. Estos requerirán -además- conexión al tomacorrientes para funcionar.

Tema interesante: Cómo conseguir una máquina fuente de bebidas

En cambio, los dispensadores de agua con conexión a los puntos distritales tienen un funcionamiento diferente. No necesitan de botellones de agua para trabajar, ya que el líquido proviene directamente de una fuente local. No obstante, el montaje y la instalación de estos equipos es más compleja porque necesitan un punto de conexión similar al de los refrigeradores con sistemas de filtrado o a las cafeteras profesionales de los locales comerciales.

Del resto, el principio es el mismo. Pueden calentar y enfriar el agua y -además- incorporan un sistema de filtros para que mineralizar y potabilizar el agua al máximo. Los dispensadores de agua con conexión casi siempre necesitan energía eléctrica. Por tanto, es importante que -antes de comprar uno para tu hogar u oficina- calcules los kilowatt horas de consumo y te decantes por una opción energéticamente eficiente.

Beneficios del dispensador de agua

Fuera de los comunes -es sencillo de adquirir, económico, de fácil instalación y proporciona agua limpia para el consumo- hay muchos otros beneficios en un dispensador de agua.

  • No todos los dispensadores necesitan conexión a las tuberías. Esto facilita su montaje. Además, tampoco tendrás realizar reformas en el hogar o la oficina. Solo bastará con poner el botellón en la parte superior y ya disfrutarás de agua limpia para refrescarte. Y si te preocupa el ambiente, ¡siempre puedes reciclar las botellas vacías!
  • Algunos dispensadores de agua están disponibles en formatos tan pequeños que pueden ponerse en cualquier rincón. Incluso los hay en modelos viajeros que puedes llevar contigo a tus días de camping o a un viaje por carretera.
  • Usar un dispensador es muy sencillo, tanto que hasta los niños pueden hacerlo sin la ayuda de un adulto. ¡Tranquilo! Cuentan con medidas de seguridad y protección para evitar quemaduras o accidentes.
  • El mantenimiento de los dispensadores de agua es casi inexistente. Se trata de un equipo duradero y resistente que puede mantenerse intacto por años. No obstante, se recomienda limpiar la unidad cada mes.
  • Los filtros de los dispensadores aseguran que el agua que usarás en tus preparaciones o bebidas es realmente apta para el consumo. Los sistemas de filtros incluso hacen que el sabor del agua sea más agradable.
  • Tener un dispensador de agua es una forma de ahorrar porque no necesitarás un frigorífico o microondas para usar el agua en la temperatura que necesitas.
  • Algunos modelos incluyen mini refrigeradores para bebidas en la parte inferior. Ahí podrás guardar tus almuerzos, las latas de soda o refresco de cola, entre otros productos.

Este artículo fue escrito, editado y revisado exhaustivamente por el equipo de Cuida Tu Dinero con la finalidad de asegurar que los lectores reciban la mejor y más detallada información posible. Para enviarnos tus inquietudes, ideas o simplemente saber más acerca de Cuida Tu Dinero, escríbenos aquí.